El presidente y fundador de Joma Sport, Fructuoso López, acompañado de su esposa, Marina Arellano, ha visitado el Centro Ocupacional y de Día «Dr. José Portero» de Torrijos en calidad de padrino de Marsodeto.

Su visita, que ha realizado acompañado por el alcalde, Anastasio Arevalillo y la concejal de Bienestar Social, Rosa María Quirós, ha finalizado en el Centro de Atención Temprana de la localidad, que ha ampliado sus instalaciones en 6 aulas más.

El Centro Ocupacional y de Día «Dr. José Portero» de Torrijos recibió ayer la visita del padrino de Marsodeto, Fructuoso López, también presidente y fundador de Joma Sport. Desde hace un año, Fructuoso preside esta Federación Provincial de Entidades Pro Personas con Discapacidad Intelectual y Parálisis Cerebral de Toledo.

Fructuoso López es un empresario que goza de un gran prestigio social, como gran emprendedor y empresario «hecho a sí mismo».  Puso en marcha en Portillo la empresa Joma en 1965 cuando solo tenía 18 años y nadie hablaba de emprendedores. En aquel entonces sólo contaba con su casa como instalaciones y sus manos como herramientas.

Hace más de 40 años de eso y cuando nadie lo hacía, él ya invertía en tecnología; probaba la resistencia de las pieles, la adecuación de las hormas, la firmeza de las suelas. Desde niño siempre le gustó el deporte, por su perseverancia y sacrificio pronto se dio cuenta de que la imagen de un deportista es el mejor representante. A día de hoy Joma cuenta con 8 filiales a nivel internacional que, juntamente con la central de Portillo de Toledo, dan empleo a más de 400 trabajadores. Todo ello partiendo desde una estructura empresarial basada en los valores de la empresa familiar.

El alcalde de Torrijos, Anastasio Arevalillo y la concejal de Bienestar Social, Rosa María Quirós, le han mostrado las instalaciones.

Durante su visita al Centro Ocupacional y de Día, los usuarios han sorprendido a Rosa María Quirós con un regalo confeccionado por ellos mismos, pues celebraba su cumpleaños. La visita a este centro ha sido especialmente significativa para Fructuoso y su esposa, Marina Arellano, pues una de sus hijas es una de las 31 personas con diversidad funcional usuarias.

La visita ha finalizado en el Centro de Atención Temprana de Torrijos, que ha ampliado sus instalaciones en 6 aulas más, ya que el Ayuntamiento ha anexionado las dependencias municipales contiguas (antes destinadas a la UNED y ahora trasladada al colegio «Lazarillo de Tormes»).

El Centro de Atención Temprana tiene ahora 14 salas: 3 de fisioterapia, 3 de logopedia, 2 de apoyo escolar, 4 de psicología y estimulación y un gimnasio. Hay 14 profesionales que atienden de forma individualizada a 320 niñ@s con dificultades en el desarrollo. Más de 100 de estos niñ@s pertenecen a la asociación Apandid, que les facilita seguir recibiendo terapias hasta los 18 años, ya que la Junta de Comunidades sólo las ofrece gratuitamente de 0 a 6 años.