Los bomberos del Consorcio, que depende de la Diputación, recibieron el sábado a las 19:30 horas el aviso.

Una imprudencia pudo haber desencadenado un accidente grave en Rielves, pero todo quedó en un susto.

El propio alcalde de Rielves, Luis Vicente Arellano, llamaba para avisar de que una vecina había caído varios metros bajo tierra por el hueco de un hallazgo arqueológico.

Precisamente, la curiosidad llevó a esta mujer de unos 50 años a la zona del patio del colegio público ‘Maximina Felisa Gómez Agüero’, donde se descubrió en junio una noria del siglo XVI.

Así lo explicaba el alcalde, quien destacó que numerosos curiosos se acercan desde hace dos meses al lugar del hallazgo, teniendo en cuenta que el Consistorio no había hecho público aún el hallazgo.

La accidentada intentó bajar los cinco metros de desnivel, pero se resbaló desde una altura de unos tres metros.

Los servicios de emergencias del 112 activaron dos dotaciones con cinco vehículos pertenecientes a los parques de Santa Olalla y Toledo del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos de Toledo.

Los bomberos del Consorcio terminaron el aviso a las 21:00 h. y emplearon hora y media en rescatar a esta mujer de mediana edad, que salió finalmente en camilla del lugar de los hechos.

«A raíz del accidente, más gente se ha acercado», lamentaba el regidor sobre un hallazgo que no había hecho público el Ayuntamiento de Rielves, pero que se ha convertido en voz pópuli en esta localidad de 750 empadronados. Los dos aljibes laterales suponen un atractivo para los vecinos.

El alcalde de Rielves confirmó que la accidentada se encuentra en buen estado aunque dolorida por la caída.

El descubrimiento arqueológico ocurrió durante las obras de construcción del polideportivo del colegio público ‘Maximina Felisa Gómez Agüero’, pero no impedirá el levantamiento de la instalación pública porque la noria ha aparecido en la zona reservada para los vestuarios.

De tal modo, según reveló el regidor, se variará el proyecto para ubicar los vestuarios en otro rincón.