La Virgen de Santa María de Melque ha vuelto a recibir el homenaje popular de los vecinos y vecinas de los pueblos que comparten su figura y el significado religioso de la imagen románica.

Ayer el Ayuntamiento de La Puebla de Montalbán participó nuevamente en la tradicional Romería que se viene realizando año tras año en Melque.

El presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez quiso estar presente este año en la romería de Melque, precisamente en un año en el que se conmemora el 50 aniversario de la adquisición de la Diputación del conjunto monástico y monumento nacional, declarado Bien de Interés cultural.

Desde el Ayuntamiento de La Puebla de Montalbán se apuesta por las tradiciones y este año, como viene siendo habitual, la Asociación Cultural Semillas del Arte de La Puebla de Montalbán recibió a la Virgen con los bailes de saludo, en presencia del Presidente de Diputación, las alcaldesas de San Martín de Montalbán, María del Carmen Barrios, y la de La Puebla de Montalbán, Soledad de Frutos, así como las corporaciones de ambos municipios,  y otros representantes municipales de los pueblos cercanos, como el alcalde de Pulgar, Rubén Calvo, entre otros.

Al finalizar la actuación, se realizó una suelta de palomas en símbolo de Paz, dando paso a la celebración religiosa, oficiada por Don Jesús, Párroco de La Puebla de Montalbán, Don Gerardo, Vicario de La Puebla de Montalbán, el Párroco de San Martín, Don Juan de Dios y el Delegado Diocesano del Clero, Don Álvaro Paniagua.

Álvaro Gutiérrez destacó el valor patrimonial de una joya arquitectónica como Santa María de Melque, datada a finales del siglo VII y principios del siglo VIII, que es el mejor edificio del mundo visigodo conservado de la península ibérica, así como la importancia de un año que conmemora el 50 aniversario de su adquisición por parte de la Diputación de Toledo, que prepara diversos actos para conmemorarlo.

Esta romería es una costumbre recuperada para los dos municipios a principios de la década de 1980, por iniciativa de la Asociación Cultural Montes de Toledo. Una tradición que tiene casi 40 años y que establece que la Virgen de Santa María de Melque resida cada año en uno de los dos municipios que custodian su imagen y comparten su devoción.

En este año le ha correspondido a La Puebla de Montalbán llevar la imagen de la Virgen a la Ermita de Santa María de Melque, para oficiarle una misa multitudinaria, amenizada por la Coral de San Martín de Montalbán “De la dama de los Montes”, y será este mismo pueblo el que se lleve la virgen a su municipio, hasta que en el próximo año cambien sus papeles.

Los datos históricos recabados por la Asociación descubrieron en su día que se trataba de una imagen venerada en el Sitio Histórico de Santa María de Melque, a donde acudían en romería los habitantes de San Martín de Montalbán y la Puebla de Montalbán.

Su trabajo de investigación consiguió recuperar el aspecto físico de la talla original, que se encargo de hacer una reproducción lo más fidedigna posible y que forma parte ya de la imaginería de las dos localidades.