Artistas procedentes de diferentes rincones del mundo como Caracas, Roma, Madrid, Barcelona, Canarias, Cuenca y Torrijos participan esta semana en la segunda edición de “Torrijos Más Allá de la Pared” plasmando sus creaciones en 8 nuevas fachadas de la localidad, que se suman a las 3 pintadas en la anterior edición.

El programa “Torrijos Más Allá de la Pared” ha comenzado su segunda edición en Torrijos con nuevos grafitis que llenarán de color las 8 fachadas que se suman este año a la iniciativa, que se desarrolla del 9 al 15 de octubre. J Palos, de Torrijos; Gómez, de Roma; Die Katze, de Madrid; Kram, de Barcelona; Mr Trazo, de Cuenca; Sabotaje al Montaje, de Canarias; Koz Dos, de Caracas; y Dan Ferrer, madrileño afincado en Torrijos son los artistas que durante este periodo plasmarán sus creaciones en el casco urbano de la localidad.

El alcalde, Anastasio Arevalillo, ha confesado que este programa se inició con cierto temor, por no saberse cómo iba a ser recibido por la población, que sin embargo acogió de muy buen grado los 3 grafitis creados en la primera edición a los que se unen ahora otros 8, con lo que “11 ya nos permite una rutita por “Más Allá de la Pared”, ha destacado el regidor local.

Daniel Ferrer, organizador junto con Beatriz Clemente y el Ayuntamiento de “Torrijos Más Allá de la Pared” ha comunicado que en esta segunda edición se ha decidido ampliar el número de días principalmente para dar más oportunidad a la gente de disfrutar del proceso creativo llevado a cabo para la elaboración de estos grafitis, en el que este año también se verán implicados alumn@s de secundaria de la localidad, que echarán una mano en la parte logística. Ferrer ha indicado también que esta vez “Torrijos Más Allá de la Pared” llegará a rincones que no son tan céntricos y visibles. Concretamente, los artistas están distribuidos en las siguientes ubicaciones: Carretera Gerindote, calle Cerro Mazacotero, calle Tejar (en esta hay dos fachadas que están siendo pintadas), calle Puente, calle Hermanos Pinzón y calle Doce de Octubre. La máxima es que este arte mural contribuya a alegrar el entorno y los días de quienes por allí viven y/o transitan.