Con motivo de las fiestas de verano en honor del Stmo. Cristo de la Caridad, los seis alcaldes de la «Antigua tierra de Santa Olalla» han encendido los tradicionales «Barreñones de Fuego», una tradición muy peculiar que se remonta al menos hasta 1722, fecha en la que encontramos el primer documento escrito relativo a ellos.

El acto estuvo amenizado por los bailes tradicionales del grupo de Jotas Eulalienses, un amplio grupo de mujeres y niñas de la localidad que cada año se esfuerzan por recuperar los bailes de nuestros mayores y volverlos a sacar a la plaza de Santa Olalla. Las reinas y damas presentaron el acto y leyeron el “Romance de Barreñones” que dio paso a su encendido.

El alcalde de Santa Olalla, Pedro Congosto, encendió cada uno de los barreñones acompañado por los otros cinco alcaldes de la «Antigua tierra de Santa Olalla»: el alcalde de Carriches, Isidro Castaño del Pino, el alcalde de Domingo Pérez, Gregorio Carvajal Gómez, la alcaldesa de Erustes, Sonia Morales Jiménez, el alcalde de La Mata, Indalecio Ferrero Martín, y el alcalde de Otero, Fernando Chouciño Rivera.

Pedro Congosto valoró en una breve intervención la importancia de estas fiestas, del baile de los danzantes de la bandera y de este encendido de barreñones, tradiciones que nos unen a nuestros antepasados y a cinco pueblos de nuestra comarca. Además, dio la bienvenida de manera especial a los regidores de Domingo Pérez y Otero que participaban por primera vez en este encendido.