Álvaro Gutiérrez, José Bono, Javier Nicolás, Sergio Gutiérrez y numeroso público asistieron al acto de constitución de la nueva corporación municipal.

Santi Vera fue elegido el sábado alcalde de Fuensalida convirtiéndose así en el primer alcalde socialista de la localidad en democracia, durante la sesión de constitución de la nueva corporación municipal de la localidad.

“Fuensalida votó cambio de forma clara el pasado 26 de mayo, siendo la lista del PSOE la que más votos y más concejales obtuvo. Asumimos el mandato del ciudadano de formar gobierno desde el diálogo, la normalidad y la lealtad”, aseguraba Santi Vera en las primeras palabras que dirigía tras ser elegido alcalde.

Un cambio histórico en el municipio de Fuensalida que el nuevo alcalde socialista quiere que “se haga desde la normalidad, la cordialidad y la colaboración institucional para situar a Fuensalida en el lugar que merece”, añadiendo que será el “alcalde de todos y todas, me hayan votado o no, y este alcalde velará y representará los intereses de todos y cada uno de sus vecinos y vecinas”.

Palabras que siguió con interés el numeroso público que llenaba el salón de plenos del Ayuntamiento y entre los que se encontraban el secretario general del PSOE de la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez, el ex presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, y el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás.

Reivindicaba Vera en su intervención “la buena política, la política como medio para mejorar la vida de quienes nos rodean” y se comprometió a trabajar con su equipo “para conseguir de Fuensalida un pueblo moderno, con una administración transparente, un pueblo del siglo XXI, a la altura de la historia que nos precede”.

Entre las líneas de trabajo que el nuevo alcalde socialista quiso aludir tras asumir el cargo de alcalde figuran «la igualdad entre hombres y mujeres, para que los mayores no se sientan solos y los jóvenes no tengan la obligación de irse a trabajar fuera de Fuensalida. También un ayuntamiento más participativo, sensible a las necesidades de los vecinos y con alma».