•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este fin de semana Santa Olalla ha vuelto a celebrar sus fiestas de verano en honor del Cristo de la Caridad.

Tras el parón del pasado año en el que el alcalde Pedro Congosto renovó solemnemente el voto que Santa Olalla hizo en el siglo XVI contra la peste, este año se han podido celebrar la mayoría de los actos religiosos y festivos de sus fiestas de verano, eso sí, adaptados a la situación actual.

Las tradiciones arraigadas a esta fiesta volvieron a hacer vibrar a los santaolalleros, que vieron cómo se volvían a encender los Barreñones de Fuego y se bailaban las coloridas banderas y las cintas como homenaje al Cristo de la Caridad y a la Virgen del Carmen. Sus veneradas imágenes fueron trasladadas a la plaza con una pequeña comitiva en sustitución de su procesión.

En la Misa Mayor del día del Cristo, el alcalde Pedro Congosto estuvo acompañado, además de por la corporación municipal, por el presidente de los populares de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, y los senadores José Julián Gregorio y Pilar Alía.

Otros conciertos y actos festivos se realizaron con sillas en la plaza, guardando la distancia y con aforo limitado.

Los juegos acuáticos en la piscina municipal vieron completado su aforo, el Mercadillo Local del Cristo también tuvo más puestos de venta que otros años, y por primera vez se realizó un torneo de Juego de la Rana que animó la última mañana de fiesta.

Durante todo el verano el Ayuntamiento de Santa Olalla ha programado un completo programa de actividades adaptadas al protocolo Covid, que incluyen desde paintball, autocine, cine de verano, monólogos cómicos, concierto de banda y la XIII Carrera ciclista MTB, además del campamento urbano, cursos de natación y aquagym, y varios eventos deportivos.