La Fiesta de San Blas, con gran raigambre en Fuensalida, se celebra el 3 de febrero.

San Blas es el patrón de la localidad de los zapatos, alrededor de su festividad se organizan diferentes actividades en donde diversión, tradición y gastronomía toman protagonismo.

El 2 de febrero, la víspera de San Blas o “día de la Candelaria” era norma que los niños nacidos en el año fueran presentados a sus vecinos en la Iglesia. Tradición que en que en 2012 fue recuperada por la Parroquia de San Juan Bautista y que en esta edición volverá a la recién remodelada Real Iglesia Parroquial de San Juan Bautista.

Haciendo un guiño a los pequeños, a las 17:30 horas la Concejalía de Festejos ha preparado un Pasacalles de Gigantes y Cabezudos por las calles del municipio. A las 20:30 horas se inaugurará en Casa de Cultura la Exposición Fotográfica IV Rincones de Fuensalida.

Ya el día 3 se celebrará el día grande entre roscas y pucheros. Es tradición probar suerte en “El Ramo”. Un juego de cartas, donde varios jugadores en la misma mesa apuestan para conseguir las roscas de San Blas, piezas de pan anisadas. Como manda la tradición, los fuensalidanos buscaremos que el azar nos regale flor o quínola para poder volver a casa con los brazos repletos de roscas o alguna pieza de caza. A las 11:00 horas tendrá lugar la procesión y a continuación la misa en honor al Santo Patrón.

Coincidiendo con esta fiesta, aparecen de nuevo las Jornadas Gastronómicas del Puchero, en su sexta edición. Del 3, 4 y 10 y 11 de febrero los establecimientos hosteleros de Fuensalida preparan sus fogones para ofrecer exquisitos platos de cuchara elaborados con mucho mimo.

Además, como cada año, la Concejalía de Cultura ha preparado un concierto con personalidad. En esta ocasión, realiza una apuesta por el talento local de la mano del reconocido violinista Alfonso Aldeanueva. Un recital que se celebrará en el incomparable marco de la Real Iglesia Parroquial San Juan Bautista.