La torrijeña Rocío López ha sido recientemente nombrada nueva directora de la Fundación Pluralismo y Convivencia.

Este organismo es una entidad del sector público estatal que tiene como fines: promover la libertad religiosa a través de la cooperación con las confesiones minoritarias, especialmente aquellas con reconocimiento de notorio arraigo en el Estado español; y ser un espacio de investigación, debate y puesta en marcha de las políticas públicas en materia de libertad religiosa y de conciencia.

La Fundación Pluralismo y Convivencia trabaja con las confesiones minoritarias, apoyando a sus órganos representativos y sus actividades, así como a sus comunidades y entidades locales. Con la sociedad en general como creadora de opinión pública y como espacio de cohesión social y convivencia, y con las administraciones públicas, como generadores de políticas, garantes de derechos y gestores de la diversidad y la pluralidad en el territorio.

Rocío López, que fue diputada nacional del PP, está licenciada en Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, así como en Ciencias Políticas y de la Administración y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Ha ejercido tres años como procuradora en distintos partidos judiciales y es letrada rotal. Hace poco se le concedió la Medalla de las Cuatro Sinagogas Sefardíes de Jerusalén por la defensa de la cultura sefardí y en julio el ministro de Justicia, Rafael Catalá, le entregó la Cruz Distinguida de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort por su trayectoria profesional y los servicios prestados al mundo de la justicia y el derecho.