Un estanco de Santa Olalla, situado en la avenida de la Constitución, ha sufrido dos robos consecutivos, ya que ha sido asaltado tanto la pasada madrugada como la noche del domingo al lunes de esta misma semana.

Según ha adelantado CMMedia y ha confirmado posteriormente Efe, los atracadores se han llevado del establecimiento una gran cantidad de cajetillas de tabaco y han ocasionado importantes destrozos tanto en la puerta de acceso al local como en el interior del mismo.

Sobre este punto, el gerente de la expendeduría no ha podido precisar a cuánto ascienden los daños en el inmueble, «porque todavía están trabajando los albañiles, el herrero y los carpinteros», ha apuntado al respecto.

No obstante, lo que sí ha podido cuantificar el responsable del estanco es el valor del material sustraído no sólo en estos dos últimos robos, sino también en otro que sufrieron el pasado 2 de noviembre, de tal forma que toda la mercancía robada en los tres atracos asciende a unos 60.000 euros.

El encargado del establecimiento ha explicado que el robo cometido la pasada madrugada ha tenido lugar en torno a las 2:30 horas y que en el mismo han estado implicadas once personas y cuatro vehículos, «porque los hemos podido ver a través de las cámaras de seguridad», ha apostillado.

El gerente, que tiene su vivienda justo encima del local, también ha dicho que cuando se estaba produciendo el asalto se ha asomado al balcón para increpar a los ladrones y para advertirles de que había llamado a la Guardia Civil, «pero ellos han seguido con su trabajo porque sabían que tenían entre tres y cinco minutos para dar el palo», ha subrayado.