Los servicios de emergencias recibieron ayer el aviso a las 14:42 horas.

Un joven de 27 años había bajado por las Barrancas de Burujón a las aguas del Tajo para auxiliar a su perro que se había caído por este popular lugar de la comarca.

El joven, que caminaba con su novia, vio que se caía el perro por un barranco pronunciado y bajó al agua en su búsqueda a la altura del mirador del Cambrón.

Los bomberos del Consorcio Provincial de los parques de Toledo y Belvís de la Jara emplearon cinco vehículos y dos dotaciones para completar el rescate en una zona de difícil acceso, según informaron los servicios de emergencias.

Sin embargo, según detallaron los bomberos, el perro se quedó a media altura. Así, los agentes de emergencias rescataron en vertical al animal y emplearon una barca para auxiliar al joven.

Los agentes dieron por terminada la operación a las 18:26 horas, casi cuatro horas después de la llamada de aviso.

El joven y el perro se encontraban en buen estado.

No es el primer caso, ya que los bomberos del Consorcio han efectuado en los últimos años diferentes rescates de animales en las Barrancas de Burujón.