El portavoz del PSOE de Fuensalida, Santi Vera, denunciaba esta mañana que “las ilegalidades, la soberbia y la mala gesitión del Gobierno municipal del PP que dirige Mariano Alonso, junto a José Jaime Alonso, ya les han costado a los vecinos y vecinas de la localidad casi 74.000 euros en lo que va de legislatura”.

Según explicaba Santi Vera en una comparecencia ante los medios de comunicación, son varias las sentencias y decisiones judiciales dictadas contra Mariano Alonso y su Gobierno municipal que suponen indemnizaciones económicas y condenas a pagar las costas de los procesos judiciales derivados de las denuncias puestas en los tribunales contra las irregularidades de su gestión.

Vera, que estuvo acompañado por la concejala Dolores Zapardiel, criticaba que “el alcalde y el PP están jugando con el dinero de de todos los fuensalidanos y fuensalidanas porque sus ilegalidades, soberbia y mala gestión suponen haberse gastado en dos años y medio cerca de 74.000 euros que podrían haber destinado, por ejemplo, a dar trabajo a 12 parados de nuestro pueblo durante 6 meses”.

Procesos judiciales que, para el portavoz del Grupo Municipal Socialista, “se podrían haber evitado llegando a acuerdos y cumpliendo las sentencias”, porque el alcalde, incluso, “se ha negado a cumplir algunas de estas sentencias en su contra lo que ha provocado que el juez tuviera que obligarle a cumplir la condena bajo responsabilidad penal personal si no lo hacía”.

Santi Vera dio detalles de esos procesos judiciales contra Alonso y su Gobierno como la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anulando la prohibición que Gobierno del PP en Fuensalida de instalar mesas de recogida de firmas a favor de la educación pública”.

“Seis ciudadanos fueron denunciados en la anterior legislatura por la Policía Local por instrucción del alcalde Mariano Alonso y José Jaime Alonso, que era además de teniente alcalde viceconsejero de Educación, y esta actuación ilegal de ambos va a costar al bolsillo de los ciudadanos y ciudadanas 1.000 euros”.

Para Vera, “ha quedado claro que el objetivo del PP de Fuensalida era coartar cualquier expresión crítica contra los recortes en Educación del Gobierno de Cospedal”.

Otra ilegalidad del alcalde y el PP resaltada por el portavoz socialista “es el cobro ilegal de miles de euros a los vecinos y vecinas de nuestro pueblo en el primer recibo del agua del año pasado”.

Porque, “tras una desproporcionada subida del recibo del agua, aplicaron de forma retroactiva la nueva tasa en los recibos de enero, febrero y marzo cuando la publicación oficial fue el 24 de marzo de 2017, fecha a partir de la cual era cuando deberían haber aplicado dicha subida”.

Además, “hay que añadir los 40.000 euros más que el PP va a pagar a una empresa por privatizar los servicios que prestaba la Diputación de Toledo. Un auténtico despropósito de gestión a costa del bolsillo de los fuensalidanos y fuensalidanas”.

También ponía sobre la mesa Vera juicios innecesarios relacionados con otras administraciones públicas, como los “1.000 euros de pago de costas por haber perdido el proceso judicial contra la Diputación provincial en el que el juez dice claramente en la sentencia que el reparto del plan de infraestructuras municipales es totalmente legal”.

El despido ilegal de una trabajadora “nos va a costar a todos los vecinos 28.500 euros, a los que hay que sumar otros 1.200 euros de condena en costas” y es que, critica, “los procesos de personal del ayuntamiento tampoco de libran de la opacidad y el oscurantismo del PP de Fuensalida y de su alcalde”.

Como la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en 2015 de una permuta de policía local con “condena en costas de nuevo al PP por una cuantía de 2.150 euros”.

“El PP de Fuensalida –aseguraba Vera- parece más preocupado de hacer oposición a la Junta de Comunidades y a la Diputación de Toledo que de gestionar Fuensalida”.

El propio Grupo Municipal Socialista ha sufrido las ilegalidades de la gestión de Jaime Alonso y su equipo ya que “nos retiró de forma ilegal, sin procedimiento alguno, las asignaciones a grupos políticos que destinamos a informar a los vecinos y vecinas de nuestro pueblo”.

“Quiso enmascararlo engañando a los ciudadanos de forma esperpéntica y ridícula diciendo que habíamos roto una farola con una pancarta electoral” y “el PP ha sido condenado a devolver esa asignación al PSOE porque se retiró de forma ilegal, como incluso llegó a reconocer su abogado”.

“Otro varapalo judicial para el PP de Fuensalida que todavía no ha cumplido y no sabemos si el juez le tendrá que volver a obligar a cumplir la sentencia apercibiéndole de nuevo con medidas penales”, finalizaba Santi Vera.