DESMONTANDO MITOS SOBRE LA EDUCACIÓN PÚBLICA, LA LIBERTAD DE ELECCIÓN DE LAS FAMILIAS, Y OTROS

Leo en redes sociales algunas reacciones del PP ante mociones que se presentan en ayuntamientos para conseguir un pacto por la educación consensuado con la comunidad educativa, y así evitar los vaivenes que nuestro sistema educativo sufre cada vez que se produce un cambio de gobierno en nuestro país al propiciar, también, una modificación de las leyes educativas, con el consiguiente perjuicio para el propio sistema, para los sectores de la comunidad educativa y para la ciudadanía en general.

Lo que más me sorprende de los comentarios que se vierten no es la falta de apoyo de los concejales del PP a estas mociones, pues su ideología neoliberal de “más mercado y menos Estado” se articula en que todo se puede comprar y vender, también la educación, sino las afirmaciones que manifiestan sobre aspectos de la educación sin ningún rigor, basadas en ocurrencias, prejuicios retrógrados, o el desconocimiento teórico y práctico del ámbito educativo. Da igual, hay que generar “opinión” sobre la educación, aunque sea sin argumentos contrastados y constatados, desde la más absoluta ignorancia sobre los temas a comentar.

El discurso que generan estos “opinadores” es confuso, pues mezclan temas distintos como “la pluralidad de la educación en España”, “la libertad de los padres para la elección de centro”, “la necesidad de un pacto educativo”, “la enseñanza privada concertada” o “el coste del puesto escolar en la enseñanza privada concertada y en la enseñanza pública”. Y esta práctica del PP no es nueva, se trata de tergiversar el debate con el objetivo de construir “mitos educativos” que conviene aclarar y desgranar.

Acerca de la pluralidad de la educación en España, imagino que las aseveraciones de los “expertos” del PP se refieren a la coexistencia de los tres tipos de enseñanzas de nuestro país, en relación a la titularidad de los centros en las que se imparten, a saber: enseñanza pública, enseñanza privada (ambas desde la dictadura franquista) y enseñanza privada concertada (a partir de la “transición democrática”). Sobre estas enseñanzas, solamente una aclaración: cuando se haga referencia a la “enseñanza concertada” no hay que olvidar añadir el concepto “privada”, es decir, se denomina “enseñanza privada concertada”. Porque es preciso matizar que se trata de empresas de titularidad privada que reciben fondos públicos, empresas que se dedican, como otras tantas, a obtener beneficios, en este caso mercadeando con la educación.

Al hablar de la enseñanza privada concertada no hay que olvidar que su origen fue un proceso de financiación pública de las escuelas privadas, consolidado por el gobierno de Felipe González (PSOE). Hasta entonces, los “conciertos educativos” tenían un carácter transitorio y subsidiario, pues su objetivo era cubrir la demanda educativa allí donde la red pública no la podía satisfacer, debido al retraso de inversión educativa heredada de la dictadura franquista

y al fuerte crecimiento demográfico de los años 60. Y desde esta consolidación, el proceso de desvío de fondos públicos a la enseñanza privada ha aumentado de forma exponencial, sobre todo en los últimos años, con la consiguiente disminución de la inversión en la enseñanza pública. (Datos de España sobre la financiación de la educación: indicador internacional, 7% del PIB; año 2006, 5% del PIB; año 2009, 4,9 del PIB; año 2012, 4,7% del PIB; año 2015, 4,2% del PIB; año 2016, 3,9% del PIB; año 2018, 3,7% del PIB).

La privatización de nuestro modelo educativo se debe a una connivencia entre quienes gestionan lo público y quienes defienden sus interese privados. “Y los últimos datos en España indican que no es un mal negocio. Según el Instituto Nacional de Estadística (curso 2009-2010), plena época de crisis, la enseñanza privada generó unos beneficios corrientes de 674 millones de euros, un 13,1% más que en el curso 2004-2005. La enseñanza privada no universitaria incrementó sus beneficios en un 7,4%, mientras que la educación privada universitaria lo hizo en un 32,1%”. (Fuente: “Qué hacemos con la Educación”. Agustín Moreno y otros. Madrid-2012).

En cuanto a la libertad de elección de las familias, los partidarios de la privatización de la enseñanza se escudan en la “libertad de elección” como derecho de las familias a elegir el centro que quieran, argumento razonable que deja de serlo cuando se equipara la preferencia de elección del centro con el derecho fundamental a la educación. La Constitución no recoge que el Estado esté obligado a dar la gratuidad en centros privados por el mero hecho de que las familias elijan centros distintos de los creados por los poderes públicos (sentencias del Tribunal Constitucional avalan que “los recursos públicos no han de ir, incondicionalmente, donde vayan las preferencias individuales”).

Por tanto, el principio constitucional del derecho a la educación y a la libertad de enseñanza no se refiere en ningún momento a la preferencia de elección del centro educativo, sino que hace referencia a la capacidad de creación de centros o a la libertad de cátedra. La libre elección de centro escolar es una manifestación de preferencia particular y de renuncia expresa a una plaza pública de las familias, y no un derecho que el Estado debe garantizar mediante fondos públicos. Según esto último, la libertad de elección es un privilegio y no un derecho de tod@s, además de una estrategia para situar la educación dentro del proceso de privatización del mercado para extender la enseñanza privada concertada.

Sobre los datos que se ofrecen del coste del puesto escolar en la privada concertada y en la pública, sencillamente decir que son falsos. ¿Cuáles son las fuentes o estudios que los avalan? ¿Los informes que presenta la patronal de la enseñanza privada y concertada?

En este debate, y según distintos informes y estudios, es evidente que los partidarios de la privatización de la enseñanza defienden la educación como mercancía, no como derecho universal. Y es evidente que han fabricado un mito interesado sobre la creencia infundada de que en educación, lo privado es más rentable que lo público.

Los centros concertados son bastantes más caros para las familias. Encuestas sobre el gasto de los hogares en educación (INE-2009; INE-2012 …) señalan “que las familias que escolarizaron a sus hijas e hijos en centros privados concertados tuvieron un gasto muy superior a las que llevaron a sus hijos e hijas a centros públicos, del mismo modo que el coste anual por alumno en la enseñanza privada concertada es superior al de la educación pública. O que el gasto anual medio de las familias en centros concertados fue en 2007 de 1.433 euros, mientras que en la enseñanza pública ascendió a menos de la mitad. Además del coste de clases lectivas, que en los centros privados concertados fue de 247 euros en Primaria y de 220 en Secundaria, y en los centros públicos este concepto es cero”.

La educación pública requiere una inversión por puesto escolar para atender a todo el alumnado de todos los lugares de nuestro país, ofertar todas las modalidades educativas, compensar las desigualdades sociales y tratar de garantizar la cohesión social. Sin embargo, la enseñanza privada concertada no escolariza el mismo número ni “tipología” de alumnado que la escuela pública, segrega a “cierto” alumnado y solo se ubica en zonas rentables para sus intereses económicos.

La manipulación y el mito del “ahorro público de la enseñanza privada concertada” provienen de los informes de su patronal. Y si no es así, ¿por qué en estos informes no se recogen conceptos que son cuantías económicas que pagan las familias en los centros concertados como “servicio de actividad extraescolar, aportación voluntaria, donativo, cuota complementaria, cuota APA, gabinete médico, material escolar (excepto libros), gabinete psicopedagógico, seguro escolar, uniforme, matrícula, donativo de verano”?

Y por último, acerca del pacto educativo. Es evidente la necesidad de un pacto educativo. Pero este acuerdo para la educación no puede basarse solo en pactos políticos de despacho que dejen fuera a la comunidad educativa, colectivos y organizaciones educativas, si queremos lograr una ley con estabilidad para nuestro sistema educativo. El pacto ha de hacerse “desde abajo”, con participación ciudadana, ya que la política educativa no puede ser sino política pública, es decir, aquella discutida, decidida y gestionada por la ciudadanía. Y cuando se recurre a “expertos”, lo que se pretende es disfrazar la ideología del grupo de “elegidos” y de quienes los han designado. Este procedimiento representa una externalización hacia el ámbito de lo privado de la función de diseñar el sistema educativo.

Los partidos que asumen y tratan de imponer la Estrategia Europea 2020 como base de la discusión del pacto cometen un error. Esta Estrategia Europea de Formación y Educación que el PP, Cs y PSOE utilizan como instrumento para alcanzar el acuerdo solo responde a los intereses de Bruselas, de la Troika, del FMI, de los mercados que utilizan la crisis como oportunidad de reformas, también en la educación.

Y esta estrategia tiene una larga historia. En el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, los servicios públicos como la educación se llaman Servicios Económicos de Interés General, donde se dispone que su gestión está sujeta a las normas de competencia, es decir, de compra-venta. Y en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS), se consagra este modelo neoliberal porque se establece que los servicios educativos deben ser considerados un producto como los demás, por tanto para el mercado.

El pacto solo será posible si se piensa en el bien común, no en el mercado. No se puede pactar renunciar a la igualdad y la equidad, cediendo frente a quienes prefieren una determinada excelencia para unos pocos. No se puede pactar renunciar a la libertad de conciencia, frente a la imposición del dogma y la religión en la escuela. No se puede renunciar en ningún pacto a una escuela pública, democrática, participativa, para conseguir la equidad para todos y todas, en la que el alumnado desarrolle el pensamiento con libertad y de una forma crítica, y la educación sea un derecho universal.

Como “epitafio”, releo con asombro que los “representantes” del PP llaman la atención sobre las “alianzas hipócritas e injustificadas” de otras formaciones políticas para oponerse a sus “intereses educativos”, y lo argumentan, sin rubor, porque l@s votantes de todos los partidos políticos prefieren la escuela “privada concertada”, en lugar de la pública, “como opción para educar a sus hijos e hijas”. ¡¡Jóder, que mal me siento, cuarenta y cinco años equivocado!!

Pero ya nos lo dijo Debug: “si la educación les parece cara, prueben ustedes con la ignorancia”. Y lo peor es que el PP está de acuerdo. Espero que se quede solo.

Natalio González
Natalio González

Miembro de Ganemos Torrijos y Responsable del Área de Educación de IU Castilla-La Mancha

Avance tecnológico, desempleo y la preocupante omisión

 

El uso intensivo de robots en el sistema productivo está amenazando miles y miles de empleos. Hasta el 43% de los puestos de trabajo puede ser sustituido por máquinas.

Los investigadores del Foro Económico Mundial de Davos han elaborado un informe sobre el estado del mercado laboral: en sólo cinco años se perderán 5 millones de puestos de trabajo para siempre.

Estos titulares aparecen en estos dos artículos (pincha sobre la imagen si quieres leerlos):




¿Es lo anterior verdad? Eso no lo sabe nadie porque, sencillamente, nadie conoce el futuro. Pero cuanto menos es preocupante y hay indicios claros que apuntan en esa dirección.

Bueno, si habéis viajado esta Semana Santa no habréis visto a nadie en una cabina para cobraros el peaje, ya hay métodos de auto pago en el 100% de los peajes. Esto se está implantando en McDonalds y en otros lugares. Además, es un hecho que los robots son cada vez más baratos.

Pero lo anterior no es nada, en el siguiente vídeo se explica cómo podrás (perdón, puedes) fabricarte tus propios zapatos en tu casa con tu impresora 3D.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=HE5EV9igx_o

Sí, ya sé que no tienes una impresora 3D en tu casa, todavía, tampoco tenías un ordenador personal hace 15 años ni una impresora en papel.

La cuestión es que en muy breve tendrás una impresora 3D en tu casa y te podrás fabricar muchas cosas tú mismo, a partir de la descarga del archivo 3D y de la materia prima. Imagínate, un juguete, un cenicero, una tartera o incluso un recambio plástico del coche. Al igual que hoy nos descargamos archivos de libros, música y contenidos, en muy breve nos descargaremos archivos para imprimirnos cosas. De tal manera que hay mucho trabajo de manufactura, almacenaje y distribución que se reducirá muchísimo.

¿Y qué podemos hacer al respecto? ¿Hay solución?

  • A nivel individual hay una solución: ¡Sálvese quien pueda!
  • A nivel local y comarcal hay una solución clara de la que hablaremos en el siguiente artículo: Lo cierto es que hay solución.
  • A nivel general preocupa que este asunto está fuera del debate social y político, ¿por qué los políticos no están tratando este problema que se nos viene encima?

    Se me ocurren tres opciones: No son conscientes, está fuera de su realidad; Son conscientes pero piensan que quedan unos añitos para que eso llegue y que el problema será de otro; Son conscientes pero como no tienen ni idea de cómo resolverlo, aplican eso de que si no se habla de un problema es que no existe.

Pues bueno, el problema existe y nos queda poco tiempo para reaccionar.

Los ciudadanos debemos ser conscientes, prepararnos y exigir las soluciones. Por si acaso, no deberíamos estar a verlas venir y esperar que nos lo resuelvan, hay que empezar a sembrar.

cruelles 2
José Agustín Cruelles Ruiz.

Ingeniero industrial, fundador del Instituto Industrial y autor de 9 libros sobre esta temática, uno de ellos traducido al inglés.

Por si acaso…

 

El 3 de abril de 1919 el gobierno de España decretaba la jornada laboral de ocho horas, una mejora sustancial en las condiciones de vida de los trabajadores que, hasta ese momento, tenían jornadas de diez horas o más. Unos meses antes, en febrero de 1919, se inició en Barcelona una huelga conocida como “La Canadiense”; después de 117 despidos, la huelga se convirtió en una huelga general y logró paralizar toda Cataluña durante varios días. Tras 42 días de huelga, los trabajadores encarcelados fueron liberados, se readmitió a todos los despedidos sin sanciones económicas, se aumentaron los salarios y la empresa concedió la jornada laboral de ocho horas diarias. Quizá la decisión del Conde de Romanones de decretar la jornada de ocho horas en todo el estado no tuviera que ver con esta movilización, quizá el aviso de los sindicatos de salir a la calle a exigir las ocho horas para todo el estado español no tuviera nada que ver y quizá la empresa de “La Canadiense” tuvo a bien readmitir a los trabajadores por su buena conciencia y ética empresarial, quizá… El 3 de noviembre de 2016 Ganemos Torrijos junto con otros compañeros de la comarca iniciamos una recogida de firmas y avanzamos que el 19 de noviembre saldríamos a la calle pidiendo un calendario para recuperar todos los servicios que el CEDT había perdido tras años de recortes y que el Presidente Page había prometido para nuestro pueblo y comarca, allá por el mes de abril. En esos días se recogieron más de 5000 firmas de vecinos y vecinas de toda la zona que consideraban una causa justa devolver el CEDT a la actividad que tenía anteriormente. Los secretarios regionales de Izquierda Unida y Podemos apoyaron la movilización, también lo hizo Alberto Garzón, que firmó como uno más estas reivindicaciones. La presión popular a través de las redes sociales exigió a Page que cumpliera su palabra, no sólo en Torrijos, sino en toda la región donde Page también había prometido diferentes cuestiones. Varios medios regionales como CMM o La Ser se hicieron eco de la movilización. El día antes de la movilización, Ganemos Torrijos recibió una carta de la Consejería de Sanidad en la que se nos aseguraba que en este 2017 se recuperaría el TAC, así como un Soporte Vital Básico y comenzaría un estudio para conocer las especialidades que serían necesarias devolver al CEDT de Torrijos. Por supuesto, en prensa Page y numerosos consejeros, además del alcalde de Torrijos nos inundaron con fotos y videos de esta gran noticia. Era curioso ver como varios periódicos y noticiarios llevaban en portada la recuperación del TAC en Torrijos y en páginas interiores hablaban de la movilización y el mayor o menor éxito de asistencia de la misma, como si no hubiera relación alguna. Es curioso también, que la JCCM decidiera anunciar la recuperación del TAC y la llegada de un Soporte Vital Básico justo después de la movilización, como si no hubiera relación alguna. Aún más curioso es que el ambulatorio de Torrijos cuente con una matrona desde hace poco tiempo. También es curioso que en los presupuestos regionales de 2017 no aparezca una partida específica para el CEDT de Torrijos y la necesidad de recuperar algunas especialidades. Quizá el anuncio de Page y la movilización que llevamos a cabo no tengan ninguna relación, quizá sea así… Pero por si acaso el 5 de abril a las 19:30 estaremos en la sala de prensa del Ayto de Torrijos hablando sobre la sanidad pública y el sábado 8 de abril a las 12:00 estaremos en las puertas del CEDT de Torrijos pidiendo un calendario con la recuperación de TODOS los servicios. Quizá no valga para nada, quizá seamos 10, quizá seamos 100 o quizá seamos 1000, no lo sé… lo que sí sé, es que yo estaré junto con mis compañeros y compañeras de Ganemos Torrijos y de toda la comarca y con mucha más gente, por si acaso…. Ángel Carrasco Fernández Concejal de Ganemos Torrijos

 

Ángel Carrasco
Ángel Carraco Fernández

Concejal Ganemos Torrijos

UN CAMINO POR RECORRER

 

La sanidad pública en el estado español está considerada en alta estima por la mayoría de la población, de hecho también es uno de los mejores sistemas nacionales de salud a nivel mundial. Aunque la calidad de este servicio ha disminuido considerablemente durante los últimos años: despidos de parte de la plantilla, copago farmacéutico, listas de espera inmensas, recortes en centros de especialidades, pasillos colapsados, y un sinfín de ejemplos más. De forma particular en Torrijos también hemos sufrido los recortes y la precarización sanitaria de forma muy acentuada.

Por ello, el pasado mes de noviembre realizamos una recogida de firmas para la recuperación del Centro de Especialidades de Torrijos, nos concentramos en su puerta para exigir la recuperación de todos los servicios que allí se ofrecían y restablecer los puestos de trabajo que se perdieron. Gracias a esta movilización hemos conseguido una respuesta de la JCCM y ya tenemos el compromiso de un Soporte Vital Básico y el servicio del TAC para nuestro municipio. Además existe el compromiso de estudiar las especialidades que volverán a pasar consulta en el CEDT, fruto de este estudio se ha incorporado una matrona dos días a la semana al ambulatorio de Torrijos. Esto demuestra una vez más que es necesaria la movilización para recuperar derechos, esta victoria sin embargo, no es suficiente. No tenemos un compromiso claro, ni un calendario para saber qué especialidades se van a recuperar y sobre todo nuestra principal demanda no ha sido contestada: queremos que se cubran las bajas y los períodos vacacionales del personal sanitario.

En las últimas semanas han sido muchas y diferentes las declaraciones que hemos podido escuchar acerca de la implantación del TAC en el CEDT de Torrijos. Unos dicen que en 2017 otros que en 2018 y mientras tanto los ciudadanos siguen desplazándose a Toledo. Respecto a las demás demandas parece que van llegando a cuentagotas como el caso de la matrona para el ambulatorio de Torrijos, aunque mucho nos tememos que algunas de ellas se cumplirán coincidiendo con las elecciones de 2019 y otras serán promesas electorales del actual presidente de Castilla-La Mancha.

Debemos seguir en alerta, no hemos bajado la guardia y simplemente estamos esperando a ver cómo evolucionan las mejoras en el CEDT de Torrijos. Esperamos el prometido estudio para conocer qué especialidades se van a recuperar y seguiremos insistiendo: las bajas y las vacaciones del personal del CEDT deben cubrirse.

Sí estas mejoras no llegan o se ralentizan volveremos a la recogida de firmas, puntos de información y a la movilización en la calle. Lo más importante es que todos los afectados de la comarca sigamos pendientes y atentos a sus promesas porque ya lo hemos demostrado una vez y saben que somos capaces de volverlo a hacer.

 

DaniVelasco_
Daniel Velasco García. Ganemos Torrijos
Ángel Carrasco
Ángel Carraco Fernández. Ganemos Torrijos

Mujer como hándicap para el liderazgo

No es sólo esa parte incomprendida del mes lo que les complica la vida a las mujeres, ni tan siquiera me refiero a la normalidad con la que ya se ve en las noticias los casos de violencia machista y sus múltiples asesinatos, un tema más que serio.

Esta vez quería aprovechar estas líneas para concienciar y convencer tanto a hombres y mujeres de lo válidas que somos, de que también necesitamos esa independencia que da un trabajo y la oportunidad de desarrollar nuestras cualidades.

Cómo si no fuera ya difícil conseguir un puesto de trabajo, además existe esa responsabilidad de tener que compatibilizar vida laboral y familiar, lo que puede provocar que se tenga que ceder en una de las tareas, mayoritariamente las mujeres renunciamos a tener el número de hijos que nos gustaría o bien renunciamos a obtener una carrera exitosa.

Sea cual sea el sector laboral, nos encontramos con que la proporción de mujeres disminuye a medida que asciende la jerarquía piramidal. De modo que las posiciones de poder y responsabilidad laboral es mínima, por lo que son muy pocas las que llegan a liderar grandes empresas. Las mujeres que se han revelado a las tradicionales rutinas del patriarcado, a menudo se han encontrado con “suelos pegajosos” que las mantiene atrapadas en la base de la pirámide socioeconómica. Estas barreras hacen que las mujeres ocupen escasos puestos de poder, sólo entorno al 21% son cargos de dirección.

En el análisis actual de la situación laboral de las mujeres hay que tener en cuenta el nivel de formación y preparación profesional conseguidos y contar con ayuda para afrontar las responsabilidades y cargas familiares. El nivel de formación y cualificación de las mujeres de España ya no debería ser un problema, nos encontramos con la mejor generación de mujeres jóvenes bien preparadas y con mayor nivel cultural de toda la historia de España y aún así según Eurostat, las mujeres españolas ganan como media un 15% menos que sus homólogos masculinos, otras fuentes dicen de hasta un 33% de diferencia en el mismo puesto y con la misma responsabilidad.

Muchos creen que esas diferencias no existían, pero si, así es, y nosotras nos merecemos tener las mismas oportunidades y además sin tener que exponernos a preguntas tan personales como si pienso en tener hijos pronto.

Por un 2017 donde el hándicap de ser mujer se convierta en un valor.

 

 

Lorena Díaz López
Lorena Díaz López

El libro que cambió mi vida: “Ancia”, de Blas de Otero

Hombres y mujeres te cambian la vida. Pero también los libros. Siempre hay un libro que te cambia la vida. Y este es el mío.

Tengo más de 40 años. Soy mujer, no es un dato muy relevante, salvo si hablamos de personalidad, forma de pensar y comportamiento.

Tengo exactamente 41 años. Media vida. Hasta los 16-17 años no pensé por mí misma. Esto es normal. Nos dejamos llevar, y es bueno que así sea en la niñez, por nuestros padres primero, y por lo que vemos a nivel social después. Pero hay un momento, para mí casi físico, en que te das cuenta de que hay una ruptura, nada cuadra. La homeostasis hasta ahora perfecta acabo. Y ahora nada encaja. No estás de acuerdo con nada de lo que hasta ahora era intocable. No sabes en que creer pero desde luego no crees en lo que te han enseñado a creer. Yo me salvé del abismo adolescente leyendo. Devoraba textos, ahora “viejuna” como diría nuestro alcalde, tratando de encontrar respuestas a cuestiones trascendentales que no las tienen. Ahí estaba, o estábamos, porque hubo otras que también cambiaron, no diré nombres pero ellas saben quiénes son, verdad Re…? Total, que así de perdida estaba yo, cuando en literatura, que para mí nunca fue una asignatura sino un placer, tocaba leer poesía.

Quien diga que es fácil leer poesía, miente. Si fuera fácil, todo el mundo leería poesía y no novelas. No es fácil, pero como todo lo difícil, cuando se hace, merece la pena. La recompensa emocional que da una poesía que te impacta es una bomba. Es diferente, para mí, a la huella que te deja en el alma una novela, una huella duradera, pero no una ametralladora de sentimientos, como es la poesía.

Creo que hoy por hoy la poesía es elitista y los poetas lo saben y no quieren dejar de serlo. Yo reivindico la poesía para la gente normal. Que hoy en día es culta: la mayoría de los chicos son universitarios, con F.P o Grados o con un nivel educativo alto. Reivindico la poesía para todos, incluso para gente que no tuvo acceso a la cultura, y doy “fe” (irónicamente, hablando del libro que hablamos) que si le lees bien una buena poesía a cualquiera, la entiende, la aprehende (con h intercalada) y le emociona. Para los cultos, y para los incultos. El abismo y el silencio que yo sentía a los 17 años (que hoy es sólo un poco menos hondo gracias a…no sé, me acostumbré al abismo, tengo un hijo que lo cubre…) lo vi reflejado en un libro de poesía que hoy conservo. Tengo una edición antigua, “Visor de poesía”, 1992!. Hojeándolo hoy para escribir esto, veo subrayadas poesías como “Lástima”, y “El verso se hizo hombre”. Pero sobre todo: “Hombre”, todavía hoy me pone la carne de gallina. Tengo anotado desde hace 20 años: “soneto, súplica, oración, desgarrado”. Para mí el mejor es “Lástima”. Muy fuerte, Pedro Piqueras  y los de su gremio dirían “puede herir la sensibilidad de algunas personas”. Y tanto, brutal. Y recomendable. Si quieren vivir emociones fuertes: “Ancia”, escrito por Blas de Otero hace 60 años.