La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a invertir 25.000 euros para proceder a la ejecución de las obras de urgencia en el puente de la CM-4002 a su paso sobre el Arroyo Sangüesa en el término municipal de Cebolla.

Así se lo ha detallado la consejera, acompañada del director general de Carreteras y Transportes, David Merino, a la alcaldesa de la localidad, Silvia Díaz, quien ha conocido el proyecto que se ha diseñado para esta obra de fábrica para el drenaje del arroyo en el punto kilométrico 10,240 de la CM-4002. También han estado presentes los delegados del Gobierno regional en Toledo y Talavera de la Reina, Javier Nicolás y David Gómez.

García Élez ha expresado que «no existe ningún problema estructural en el puente, pero conviene repararlo». En estos términos, ha subrayado que «la estabilidad de la estructura no peligra a corto plazo, pero la erosión producida por la escorrentía puede seguir avanzando y comprometer la situación en un futuro si no se procede a su reparación».

Estos trabajos serán necesarios después de los desperfectos que se han evidenciado después de las precipitaciones ocurridas en los pasados meses de julio y agosto, y que han hecho «necesario proceder a reparar con carácter de urgencia», ha dicho.

Según ha informado la Junta en un comunicado, Agustina García Élez ha añadido que «de la inspección realizada después de las últimas precipitaciones se ha podido comprobar que se han agravado los desperfectos ocasionados con las lluvias del mes de julio». La titular de Fomento ha avanzado que los trabajos podrán iniciarse con el comienzo del mes de octubre, momento en el que «se procederá a actuar en la estructura y en el entorno del cauce que afecta a la obra de drenaje».

Actuaciones

Las actuaciones técnicas que se acometerán consistirán en el desmontaje de la reja de desbaste, limpieza del cauce en el entorno de la obra de fábrica, reconstrucción de la solera de hormigón con un espesor de un metro, reparación de la cimentación de las aletas de la obra de fábrica, ejecución de un rastrillo de hormigón aguas arriba de la solera con una profundidad de 2,5 metros de hormigón, relleno del trasdós de la aleta y protección del talud con hormigón y recolocación de la reja de desbaste.

La consejera de Fomento ha señalado que estas labores se van a producir «con mucha celeridad, la misma con la que se ha actuado desde el Gobierno regional desde que el Consistorio puso en nuestro conocimiento los desperfectos sufridos con la riada». Igualmente, ha recalcado que «esta obra repercutirá directamente en el tránsito seguro de viandantes y medios de transporte que utilizan esta vía para desplazarse entre uno y otro margen del arroyo, con lo que contribuiremos, en definitiva, a una mejor calidad de vida en el día a día de los ciudadanos».

García Élez ha explicado que «vamos a instar, de forma conjunta con el Ayuntamiento de Cebolla, a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que actúe por la seguridad de los vecinos y vecinas que llevan tiempo sufriendo la dejadez y la falta de gestión».

En este sentido, la titular de Fomento ha apelado al trabajo conjunto de las tres administraciones –Ayuntamiento, Gobierno regional y Confederación– para «atender una petición real, ya que si no será responsabilidad de lo que pueda pasar en un futuro si no se ponen medios»; por lo que ha dirigido a la CHT el mensaje de «que colabore y haga caso de los llamamientos que se le hacen desde aquí», especialmente poniendo en énfasis en la seguridad.

Después de esta primera fase, la Consejería de Fomento está estudiando una propuesta de reducción aguas arriba para desplazar la reja que se elevará a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), ya que «es a quien compete esta materialización de obras». Esta actuación conlleva la canalización del arroyo que «no se ha limpiado todavía por parte de este organismo», ha recordado García Élez.

La consejera ha insistido en que se tienen que tomar medidas aguas arriba «que impidan la llegada de elementos flotantes de gran tamaño que ocasionen la obturación de la obra de drenaje y la canalización existentes aguas abajo».

La alcaldesa ha detallado que las lluvias anegan todo el centro de Cebolla y que sucede cada dos o tres meses, con el inconveniente de que es en esta zona donde están los principales servicios que utilizan sus vecinos, así como el puente es imprescindible para que crucen los escolares tanto al colegio como al instituto. De hecho, el Consistorio local ya ha remitido una propuesta a la CHT para actuar con fondos propios en la construcción de un colector, en una primera instancia, aunque todavía no se ha recibido respuesta.