Con la inauguración de la fábrica de Fuensalida se dan por finalizadas las obras, convirtiéndose en el mayor centro productivo de Bell Food Group en España.

El notable ritmo de crecimiento de Bell España durante los últimos años dio lugar a la ejecución de su estrategia de expansión cuyo punto de partida fue la inversión en esta planta ubicada en la localidad de Fuensalida. De este modo Bell Food Group refuerza su posición en el mercado español y europeo.

La inversión en la compra del terreno y posterior construcción de la nueva fábrica, ha ascendido a 45 millones de euros, una de las más grandes del sector en los últimos años en España. La parcela de más de 65.000 m2 y sus 26.000 m2 construidos albergarán una capacidad de secado de un millón de jamones al año.

El nuevo centro cuenta con extensos secaderos de jamones y sala de deshuese. Instalaciones totalmente sostenibles, que minimizan el impacto medioambiental y mejoran la eficiencia energética más allá de las exigencias legales exigidas, como maquinaria de última generación para industria 4.0.

Con las nuevas instalaciones, Bell España dará empleo a más de 100 personas, a lo que habría que añadir los puestos de trabajo indirectos que repercutirán principalmente en la localidad de Fuensalida y alrededores. Destacar su compromiso con la inclusión laboral, incorporando personas con capacidades diversas gracias a su colaboración con la asociación APANAS.

La nueva fábrica, junto con los otros dos centros productivos situados en Casarrubios del Monte (Toledo) y Azuaga (Badajoz), consolida a Bell España como uno de los diez mayores productores nacionales de jamón.

Su completo surtido de jamones y embutidos (lomo, chorizo, salchichón) se seguirá comercializando bajo la marca Sánchez Alcaraz en el mercado español, actualmente segunda marca en venta de loncheados ibéricos y taquitos de jamón. Su larga trayectoria y la dedicación diaria de su excelente equipo humano avalan la calidad de sus productos.

Bell Food Group es una de las empresas líderes en la industria transformadora de carne y de productos precocinados en Europa y número uno en Suiza, donde cotiza en bolsa.

La gama de productos del grupo engloba carne, aves, charcutería, mariscos, productos precocinados y ensaladas preparadas. Con las marcas estratégicas Bell, Hilcona, Eisberg y Hügli, el Grupo cubre las distintas necesidades de los consumidores. Más de 12.000 empleados en 15 países trabajan con dedicación para producir alimentos de excelente calidad, generando una facturación anual superior a 4.000 millones de francos suizos.