No creo que tenga que presentar a Migueli López a alguien que lee estos artículos de música en Zoco Magazine. Tampoco a la mayoría de torrijeños, que le conocen de verle con su carro repleto de cartas, de escucharle por las calles de Torrijos, en el vídeo de promoción de las fiestas de la sementera del año pasado o de dejarse contagiarse por su energía. Pero quizás sí es relevante y es obligado pararse para explicar quién es Migueli López, el MÚSICO y por qué este disco, que por primera vez firma con su nombre, debe ser escuchado y alabado. 

En el pequeño apartado de bio del bandcamp de este disco puedes leer: Miguel López, autor solista y miembro de diferentes bandas: Cuídate Reina (1989-1992), El viaje de Joy (1994-1997), Poetas mudos (2009) y actualmente, Tiovivo, presenta un disco renacido, lleno de “vida nueva”.

Este disco no se entiende desde ningún punto objetivo ni racional. No lo es. Este disco es todo corazón. En sus letras, en sus acordes y en la manera en que se concibió y se hizo realidad. Además, de rebote, resurgen más emociones y sensaciones para todos los que estamos de una manera u otra implicados (que creemos en él) y que confiamos en contagiaros en la presentación en directo el próximo sábado 17 de junio en el auditorio de Torrijos. 

 

Pero el disco surge en mi habitación. La que compartíamos mi hermano Carlos (aka Carlos Toronado) y yo, hace más de veinte años. Entre muchas cintas devorábamos unos directos de Cuídate Reina que me había dado José Antonio Carrasco (Línea 33). Ahí nos enganchamos a un tipo que emulaba muchas de las cosas que nos gustaban, pero además, tenía una voz profunda con mucha personalidad que nos flipaba. Y además, era de Torrjos aunque no viviera aquí.

Por supuesto, luego le conocimos y empezó una amistad verdadera que perdura: intercambiando discos, conciertos y cartas, claro. Supongo que mi hermano quería sacar a Migueli toda la fuerza de su voz. Quería hacerle un disco en el que tanto Migueli como él se sintieran orgulloso y ubicara a Migueli en ese lugar que para muchos de nosotros está, y un poco como Rick Rubin con Jonhy Cash, quería dotarle de un sonido en el que podría encajar. De ahí el ofrecimiento. “Haz unos bocetos de canciones con la guitarra y la voz, y la damos forma en el estudio. Sólo déjate llevar”.

En esas conversaciones sonaban algunos discos de Smog, PJ Harvey, etc.  

Discos crudos donde el grave de la voz en primerísimo plano, la sutileza de una guitarra y unos arreglos mínimos llenan todo el espacio. Así fueron los bocetos con los que se metieron en la Zona temporalmente autónoma. Pero los planes iniciales fueron hacia otro lado. Había más gente que quería implicarse en el disco. Entra Kike Pierrot y su batería y ya las canciones están en otro sitio, reclamando otra orquestación. Se va gestando “la banda sumergida”: Raúl Jareño, con el que Migueli comparte las últimas bandas: Poetas Mudos y Tiovivo y los PAL: Pablo Carrillo, Kike Pierrot y Carlos Toronado. El disco lo acaban después de la afonía que sufrió Migueli el otoño pasado, de manera frenética, con sesiones de mañana y el resultado una obra deslumbrante.

Aunque habrá una edición en formato físico, ahora escúchenlo. Tómense su tiempo y denle al play de este bandcamp: Un comienzo contenido y precioso: “Nada personal”, “Ella viene conmigo” y “Cree en mi”, dan paso a la energía vitalista a lo Feelies de “Cien vidas” y al ruidismo de “Soy como tú”. “la navaja automática” da pie a la coda “Vida nueva”.  Para la presentación habrá sorpresas. https://miguelilopez.bandcamp.com/releases

 

 


David Pérez

 

Nos leemos en la próxima!
David Pérez Alonso