Las excavaciones en el antiguo monasterio de Santa María de Jesús de Torrijos están dejando a la luz una planta muy similar a la del monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo, distinguiéndose los cimientos de la nave de la iglesia, varias fosas y el inicio de los claustros.

En el marco de su programa “Abierto por Obras”, el Ayuntamiento de Torrijos ha realizado este lunes una visita guiada gracias a la que la ciudadanía ha podido conocer de primera mano los trabajos de puesta en valor que se están llevando a cabo en este yacimiento.

Se espera que la actuación, cuyo fin es conservar y hacer visitable este conjunto arqueológico, finalice antes de que acabe el 2018, un año especial en materia de patrimonio para Torrijos, pues a esto se une la celebración del V Centenario de la Colegiata de Torrijos (1518-2018), erigida poco después que este monasterio, y el inicio de la rehabilitación del Hospital de la Santísima Trinidad (SXVI), previsto para este otoño.

Los habitantes de Torrijos han tenido oportunidad este lunes de ver in situ los trabajos que se están realizando en el yacimiento arqueológico correspondiente al antiguo monasterio de Santa María de Jesús, localizado en el barrio de “Las Colonias”.

El Ayuntamiento de Torrijos ha llevado a cabo una visita guiada dirigida por el arqueólogo, Agustín J. Martín, participando en ella una treintena de personas distribuidas en dos grupos, precedidos del compuesto por los miembros de las asociaciones “Amigos de la Colegiata” y “Academia de Historia y Arte de Torrijos”.

El concejal de Participación Ciudadana y Coordinación Municipal, Fernando de Miguel se ha desplazado hasta allí para acompañar a los asistentes a dicha visita, incluida en el programa “Abierto por obras”, una iniciativa del ayuntamiento torrijeño encaminada a mostrar a la ciudadanía las distintas intervenciones realizadas en favor de la recuperación del patrimonio artístico, haciendo que esta se sienta partícipe en el proceso.

Se espera que antes de finalizar el presente año estén concluidas las obras de puesta en valor de estos restos arqueológicos, gracias a los que puede apreciarse parte del trazado de lo que fue el monasterio de Santa María de Jesús, construido por Juan Guas a finales del siglo XV y que presenta una planta muy similar a la del monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo. Lo que queda a la vista es una mínima parte de lo que fue el monasterio torrijeño y se corresponde con la nave de la iglesia, varias fosas, donde se han encontrado esqueletos humanos y distintas piezas ornamentales, y el inicio de los claustros, que presumiblemente continúan bajo la zona de viviendas de la calle Enrique Peña.

En estos momentos, la empresa “Arqueopraxis-Intervenciones Arqueológicas”, bajo la coordinación de los arqueólogos Agustín J. Martín y Antonio Jesús Martínez Zorrilla, está realizando aún excavaciones que están permitiendo sacar a la luz nuevos elementos y mostrar de manera definida cómo era la estructura del edificio.

Desde el hallazgo de estos restos en el año 2006, el objetivo del Ayuntamiento de Torrijos ha sido el de consolidarlos para evitar su deterioro y llevar a cabo un proyecto de puesta en valor para hacer visitable este conjunto arqueológico, una actuación que quedó paralizada en la época de la crisis y que finalmente en esta etapa de impulso y recuperación del patrimonio está pudiendo acometerse con la aportación  parcial del Programa Nacional PRODER y con fondos propios del Ayuntamiento de Torrijos.

La materialización de este proyecto coincide además en el tiempo con la conmemoración en 2018 del V Centenario de la Colegiata de Torrijos, erigida en 1518,  pocos años después que este Monasterio de Santa María de Jesús.

Ambos monumentos se crearon en una época floreciente para Torrijos, donde también la familia Cárdenas-Enríquez, a finales del SXV, ordenaba construir el Palacio de Altamira, que tuvo su ubicación frente de la portada sur de la Colegiata, reformar el Palacio de Pedro I y edificar el Hospital de la Santísima Trinidad, cuyas obras de rehabilitación, que se espera comiencen este otoño, es otra de las apuestas del consistorio por recuperar el patrimonio artístico local en este año dedicado al V Centenario.