La Viceconsejería de Medio Ambiente ha otorgado autorización ambiental integrada a la macrogranja de porcino ubicada en el término municipal de Santa Olalla para que, de cebar a 1.750 cerdos de entre 20 y 100 kilogramos, pasen a 1.664 cebones de estas proporciones y 3.700 de entre 50 y 100 kilos.

De esta manera, las instalaciones de Luis López Herrera, ubicadas en el polígono 12 de Santa Olalla -a menos de 3 kilómetros de núcleos urbanos como los de Carrinches o Domingo Pérez- ampliarán algunas de sus naves de cebo para dar cabida a 3.614 porcinos de cebo más de los que tiene en la actualidad.

Los principales consumos de recursos naturales de estas instalaciones alcanzarán con esta ampliación los 20.206, 49 metros cúbicos de agua al año o las 3.276 toneladas de pienso para alimentar al ganado porcino.

En esta autorización, publicada este lunes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) se establece también una serie de mejoras técnicas respecto a la reducción de emisiones de polvo, ruido u olores, entre otros parámetros, incluidos en el sistema de gestión ambiental que ha de respetar esta instalación construida hace más de 20 años.

No obstante, a pesar de la autorización favorable por parte de la Junta, el responsable sobre la adecuación de estas instalaciones ha de presentar la relación del sistema de gestión ambiental estipulado por la Administración y un plan de producción y gestión de estiércol, así como la garantía financiera de responsabilidad medioambiental.

Contra la presente resolución, indica la Viceconsejería, se podrá interponer recurso de alzada ante la persona titular de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en el plazo de un mes, a contar desde este martes, 24 de abril.