Esta mañana, la consejera de Fomento, Agustina García, ha presentado los proyectos castellanomanchegos que van a recibir ayudas como Áreas de Regenación Urbana Integral (ARUI).

Las ARUIs son unas líneas de ayuda impulsadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha que permitirán subvencionar las rehabilitaciones de zonas delimitadas con el 50 por ciento del coste total. El desarrollo de las obras se enmarca dentro de los ARRUs del Plan Estatal de Vivienda del Ministerio para el periodo 2018-2021. La Consejería de Fomento ha destinado casi 160.000 euros a estos proyectos de ayuda de rehabilitación urbana integral (ARUI).

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Torrijos presentó un proyecto para regenerar viviendas, calles, parques, zonas deportivas y el silo del barrio de Las Colonias. Junto a Torrijos, han sido seleccionados Toledo, Talavera de la Reina, Tembleque e Illescas (en la provincia de Toledo), Alcalá del Júcar (Albacete), Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Tarancón (Cuenca).

La Consejería de Fomento convocó esta línea de ayudas abierta a todos los municipios de la región para conocer sus proyectos en aras de la promoción de pueblos y ciudades sostenibles y competitivas, puntuando especialmente aquellas iniciativas con especial trascendencia en barrios, centros y cascos históricos, renovación de áreas obsoletas o degradadas, renovación de áreas de infravivienda, eco-barrios o zonas turísticas.

[the_ad id=»4185″]La consejera de Fomento ha detallado que las subvenciones están pensadas para dar visibilidad e impacto sobre las potencialidades que pueden generar las operaciones de rehabilitación edificatoria, regeneración y renovación urbanas o que resulten particularmente innovadores. Por encima de otros indicadores, se han valorado especialmente tres líneas de rehabilitación en los proyectos: conservación arquitectónica, accesibilidad y eficiencia energética.

Las ayudas estarán sufragadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha, los ayuntamientos y el Ministerio de Fomento. Las iniciativas que se han presentado delimitan zonas concretas en cada población, por lo que las obras de rehabilitación que se realicen en ese perímetro contarán con el abono del 50 por ciento para el gasto que supongan las obras materiales. Además, según ha informado Agustina García “este ARUI contempla compensaciones económicas para los ayuntamientos por cada unidad edificatoria que se acoja a este programa”.

De esta forma, se creará un fondo también cofinanciado a tres bandas por las mencionadas instituciones y por cada materialización de proyecto edificatorio se bonificará a la zona elegida para que los ayuntamientos lo empleen en la creación o mejora de espacios públicos, alumbrado o redes de saneamientos; además, se contempla la habilitación de una Oficina de Información Ciudadana ARRU (Ayudas a la Regeneración y Reurbanización Urbanas), que están recogidas e incluidas en el Plan de Vivienda Estatal.