La provincia de Toledo tendrá que esperar para entrar en la fase 1 de la desescalada por la COVID-19.

El Ministerio de Sanidad solo ha dado el visto bueno a Guadalajara y Cuenca, mientras que Toledo, junto a Albacete y Ciudad Real, se mantendrán en la fase cero, según han confirmado fuentes del Gobierno regional.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha anunciado una rueda de prensa para las siete de esta tarde donde dará más detalles de la decisión ministerial.

El Gobierno castellanomanchego había pedido que las cinco provincias pudieran pasar a la fase 1 el próximo lunes día 11 de mayo, por el “crecimiento negativo” de los contagios, pero no sucederá así.