•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La residencia para personas mayores “Quijote y Sancho” de Torrijos, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha albergado hoy el inicio de la campaña de vacunación frente al coronavirus SARS-CoV2 de la provincia de Toledo, siguiendo el Plan Operativo de Vacunación COVID-19 elaborado por la Consejería de Sanidad.

Pasaban las 9:30 horas de la mañana cuando Socorro Valdivieso, de 82 años, y residente del centro torrijeño, se convertía en la primera persona de la provincia de Toledo en recibir la vacuna contra el coronavirus.

Muy tranquila, como ella misma ha relatado, se ha sentado en la silla y “muy orgullosa de ser la primera en recibir la vacuna”.

Socorro, nacida en La Mata (Toledo), tiene 5 hijos, 10 nietos y 5 biznietos, se ha mostrado esperanzada “en que la vacuna funcione para acabar con esto” y ha animado a la población a vacunarse.

Tras Socorro Valdivieso le ha tocado el turno a Patricia Falcón, auxiliar de enfermería del centro y una de las trabajadoras más jóvenes de la residencia.

Las dos primeras personas de la provincia de Toledo han recibido las primeras vacunas de manos de Miriam Ureña y Laura Moreno, enfermera y médica del equipo de vacunación de la Gerencia de Atención Primaria de Toledo.

Coincidiendo con el inicio de la campaña de vacunación en la provincia de Toledo, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha manifestado que es una “excelente noticia el poder empezar ya con la vacunación”, para lo que desde primera hora de la mañana ya estaba preparado el equipo de sanitarios que van a vacunar a alrededor de 120 personas de esta residencia de Torrijos, entre residentes y trabajadores.

“Lo que nos queda por delante es un trabajo ímprobo que supone un reto logístico y sanitario y que nos permite tener el optimismo de estar poniendo la primera piedra en la lucha contra la COVID-19 mediante la vacuna”, afirmó Camacho.

Asimismo, Camacho ha apelado a la responsabilidad de toda la sociedad para seguir manteniendo las medidas de seguridad frente a la COVID19, “estando tan cerca del final no podemos relajarnos”, ha insistido.