Según los datos ofrecidos por el CIS, sólo la mitad de los jóvenes de nuestro país están convencidos de ir a votar el próximo 28 de abril.

La situación de precariedad vital por la que estamos pasando la juventud nos está haciendo creer que no existe solución a nuestros problemas. Los bajos salarios, la gran cantidad de contratos temporales, unos precios abusivos en el alquiler de una vivienda, cada vez menos becas educativas o un ocio basado en el individualismo, son algunos de los importantes retos a los que nos enfrentamos.

No quiero seguir viendo una sangría de jóvenes abandonando sus casas, viéndose obligados a irse al extranjero en busca de un trabajo, por falta de oportunidades aquí.

Tenemos que ser valientes a la hora de aplicar políticas. Necesitamos transformar esta dura realidad para la juventud y que nadie gane menos de 1.176 euros de salario, con un empleo fijo, más ayudas para el estudio, planes de emancipación juvenil o el refuerzo de los servicios públicos, entre otras. Dicho más claro, ofrecer un futuro de calidad a las jóvenes, a lo largo de los pueblos y ciudades de todo nuestro país.

Durante estas últimas semanas hemos visto cómo multitud de jóvenes hemos salido a la calle demandando un nuevo proyecto de país a través de las reivindicaciones feministas y con las protestas contra el cambio climático. Es la prueba de que no estamos ajenos a lo que ocurre. Yo humildemente me presento a las elecciones generales del 28A y haré todo lo posible para mejorar las condiciones de vida de la juventud. Y tú que has leído hasta aquí, ¿qué vas a hacer?

Daniel Velasco García
Candidato de IU al Congreso de los Diputados por Toledo