La enmienda será presentada por Unidos Podemos y debatida en las cortes generales y pretende mejorar el mantenimiento de la línea ferroviaria Illescas-Torrijos-Talavera.

Izquierda Unida de Toledo ha presentado una enmienda a los presupuestos generales del Estado de este 2017 que contempla una partida de 105 millones de euros repartidos en cuatro años. Para este 2017 la partida es de 2.5 millones de euros y supone una dotación para realizar un estudio sobre esta inversión.

Izquierda Unida de Toledo cree necesaria la incorporación de esta partida para la mejora de la línea convencional que existe actualmente y que adolece de un mantenimiento adecuado, que consideran «es debido principalmente a la dejadez tanto del gobierno actual como de los anteriores para los que la media distancia y la línea de tren convencional nunca ha sido su prioridad».

Ángel Carrasco, coordinador de Izquierda Unida en la comarca de Torrijos afirma que “Existen muchos trabajadores y estudiantes de toda la comarca que utilizan esta línea a diario para desplazarse a Madrid y sus alrededores. Esta línea de tren permite que puedan seguir viviendo en sus pueblos y no tengan que irse a vivir a la capital. Es necesario, por tanto, apostar por el ferrocarril que existe actualmente y evitar que se vaya perdiendo con el paso de los años”

[the_ad id=»4185″]Esta enmienda ha sido presentada por el grupo confederal Unidos Podemos, del que Izquierda Unida forma parte y si sale adelante veremos dotación suficiente para mejorar algunos tramos de la línea en los que el tren tiene que aminorar mucho su velocidad, además del arreglo de tramos peligrosos.

Según afirma la formación política, «Izquierda Unida no se olvida de las reivindicaciones de las diferentes plataformas en defensa del ferrocarril que existieron en Torrijos, Talavera y La Sagra y que pedían el desdoblamiento y electrificación de las vías en todos los tramos y si se aprueba esta inversión sería un primer paso para realizar algunos kilómetros en los primeros tramos que permitieran poco a poco ir mejorando la línea y evitando por otro lado el deterioro existente al que parece quieren abocar a la línea de tren convencional de media distancia».

Mario Gómez, coordinador de Izquierda Unida en la provincia de Toledo, destaca que apuestan «por el tren convencional, ya que promueve la existencia de ciudades de tamaño medio y permite la vertebración equilibrada del territorio, superando la sumisión del mundo rural al mundo urbano y que está muy alejada de las grandes aglomeraciones que impone la concepción de la Alta Velocidad como las líneas ferroviarias destinadas al uso exclusivo de las personas con alto poder adquisitivo”.