Izquierda Unida junto con los partidos de la oposición de Quismondo, registran 471 firmas para solicitar una consulta vinculante organizada por el Ayuntamiento, con el propósito de que los vecinos y vecinas del municipio expresen su voluntad acerca de una posible privatización de la gestión del agua.

El Ayuntamiento de Quismondo ha convocado un pleno extraordinario, a petición de los grupos municipales de la oposición, para debatir sobre si el pueblo debe privatizar la gestión del abastecimiento del agua y en el cual se entregarán las casi 500 firmas que han recabado en los últimos días. Como dato curioso, los impulsores de esta iniciativa han conseguido más firmas que votos obtuvo el actual alcalde del Partido Popular, José Eugenio del Castillo.

José Andrés Criado, concejal de Izquierda Unida de Quismondo expresa que la posible privatización “va a ser un problema o bien para las arcas del Ayuntamiento o bien para los vecinos y vecinas del municipio, ya que va a terminar repercutiendo en las tasas que pagamos”.

Por otra parte, Criado recuerda que “las empresas privadas tienen como finalidad obtener beneficios y no realizan el mantenimiento adecuado”. Un ejemplo es la depuradora de la localidad toledana que se ha remunicipalizado, según José Andrés hay “un deterioro de las instalaciones por dejadez de la empresa, y el coste de la reparación ascenderá a 24.000 euros que tendremos que pagar todos”.

Desde Izquierda Unida Quismondo defienden la remunicipalización del servicio del abastecimiento del agua y solicitan como mecanismo democrático una consulta vinculante organizada por el propio ayuntamiento, para que todos los vecinos y vecinas puedan expresar su voluntad sobre una gestión tan fundamental como es el derecho humano del agua que encadenaría a la ciudadanía quismondana a un contrato privado por 25 años.