Fuente La Guinda es un paraje natural de Fuensalida muy querido por sus vecinos. Durante décadas tuvo una utilización de aprovechamiento forestal. En los últimos años, se está desarrollando un proyecto de recuperación y mejora de este espacio natural.

En 2014, gracias a un convenio de colaboración entre la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Diputación Provincial de Toledo con fondos Feder,  el Ayuntamiento de Fuensalida consiguió una inversión en esta zona de 70.665,29 euros, a través de un proyecto de recuperación y mejora de este espacio natural.

En 2015 comenzaron los trabajos de plantación de un bosque de ribera, de 4,3 hectáreas, plantándose más de 900 árboles y 120 arbustos. Entre otras acciones de limpieza y desbrozado se construyó un parque botánico con especies autóctonas y  se creó una senda ecológica con tótems informativos sobre la riqueza animal y vegetal del enclave.

Este año, según ha informado el Ayuntamiento, la concejalía de Medioambiente ha decidido volcarse con la repoblación arbórea del paraje y desde el pasado lunes escolares de los tres Centros Educativos de Primaria de la localidad, CEIP Condes de Fuensalida, CEIP Tomás Romojaro y Colegio San José aportan su granito de arena para esta gran labor.  De lunes a viernes los casi 500 escolares que visitarán La Fuente de la Guinda plantarán un árbol por cada niño.

Este sábado 25 de marzo, la iniciativa adquirirá mayor envergadura dando cabida a todos los colectivos sociales de la población. En total se plantarán 1.600 árboles de variedades autóctonas como álamos negros, saucos, almeces, chopos, tarays, almendros y especies arbustivas.