Si hay una persona en Torrijos «enamorada» del fútbol sala, ese es Félix Jiménez Morante.

Por ese motivo y para volver a reunir a las «viejas glorias» de este deporte que tuvo su máximo esplendor en los ’70 y ’80 en Torrijos, organizó una «pachanguita» para el disfrute de todos los asistentes.

Después, y como no podía ser de otra forma, jugadores y espectadores disfrutaron de un canapé ofrecido por el organizador del evento, donde las risas y el «buen rollo» predominaron.