Después de que la ciudadanía de Torrijos votara para elegir el nuevo nombre de 9 calles de su localidad a fin de sustituir el que tenían, con referencias a regímenes antidemocráticos, el consistorio local hizo efectivo ese cambio en virtud del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

Ahora, el Ayuntamiento ha querido tener un acto especial con las familias de las personas de la localidad que figuran entre estas nuevas denominaciones. Es el caso de Edmundo Parras, conocido no solo por fundar la empresa «Vinagres Parras» sino por becar los estudios de los hijos de sus empleados; el médico, Enrique Peña; el que fuera alcalde de Torrijos, Agustín Rivera; y el novelista torrijeño Jesús Carrasco.

Todos ellos dan nombre a una de las vías que por acuerdo plenario abandonaron su antigua designación, salvo Carrasco, el único que continúa con vida y que en cambio, puede presumir de tener una calle que se llama igual que su novela: «Intemperie».

El alcalde, Anastasio Arevalillo, junto a concejales del Grupo Municipal Socialista y de Ganemos Torrijos, hizo llegar el pasado sábado placas con los nombres de estas calles a los familiares de las mencionadas personalidades torrijeñas en un acto que se celebró en la Plaza de las Colonias, por ser el barrio que dispone de mayor número de calles con nuevos nombres vinculados a esta localidad.