Un joven de 27 años de edad ha fallecido como consecuencia de las heridas por arma blanca que sufrió tras una reyerta producida en El Carpio de Tajo.

Fuentes del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha han indicado a Europa Press que los hechos se produjeron sobre las 22.00 horas en la calle Abraham Quintanilla, donde se produjo una agresión entre varias personas.
Como consecuencia de este enfrentamiento en la vía pública cuatro personas resultaron afectadas, una de ellas por arma blanca, trasladándose todas ellas, por sus propios medios, al Centro de Salud de la localidad vecina de La Puebla de Montalbán.
Una vez allí, un joven de 27 años de edad falleció en dicho centro a causa de la gravedad de las heridas que presentaba, mientras que otro varón de 36 años tuvo que ser trasladado en ambulancia de urgencias al Hospital Virgen de la Salud.
En el operativo movilizado desde el 112 han participado agentes de la Guardia Civil, una ambulancia de urgencias, una UVI y efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, cuando se trasladó al herido hasta el hospital de la capital regional.

[the_ad id=»4185″]La Guardia Civil, «tras una desgraciada noche», ha instalado un dispositivo de seguridad en la localidad, tras la muerte del joven de 27 años de edad como consecuencia de las heridas recibidas en una pelea que tuvo lugar entre vecinos de etnia gitana, habiéndose detenido ya a dos personas.

Así lo ha confirmado el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio, que ha asegurado que agentes de este cuerpo también investigan lo sucedido para dar «con el autor o los autores» de estos hechos.

Por su parte, el alcalde de la localidad toledana, Germán Jiménez, ha asegurado que «la gente tiene sensación de inseguridad por la falta de efectivos de la Guardia Civil», una situación que afecta «a toda la comarca», ha dicho, y que han trasladado ya al subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Fernando Sanz, en dos reuniones que han mantenido con él, sin que hasta el momento se haya solucionado el problema.

De igual modo, ha subrayado que se han entregado a la Subdelegación del Gobierno más de 2.000 firmas como forma de protesta por la situación de inseguridad que se vive.