Un agente financiero sustraía dinero de las cuentas de los vecinos.

Ha sido la propia entidad financiera la que ha detectado el problema. Todavía no se ha cuantificado ni la cantidad robada ni el número de afectados, porque se siguen investigando las cuentas corrientes de los clientes.

Los vecinos repasan una y otra vez las cartillas, porque tienen que estar seguros de que las cuentas cuadran. Son muchos los habitantes de la localidad toledana de Quismondo que confiaron sus ahorros a un agente financiero, pero a base de pequeñas cantidades se ha llevado miles de euros.

Fue la propia entidad bancaria, a través de sus controles financieros, la que detectó que algo no iba bien y llevan desde el lunes llamando a todos los afectados para confirmar lo que falta. Banco Santander ha confirmado que devolverá hasta el último euro y también se ha puesto en contacto con el ayuntamiento. Lo que no está confirmado, hasta el momento, es el numero de afectados ni la cantidad total estafada.