Concentración y minuto de silencio contra la violencia de género

El alcalde de Escalona se ha unido esta mañana a los vecinos y vecinas de la localidad que mostraban su rechazo y condena de cualquier tipo de violencia que se ejerza sobre las mujeres en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Escalona se ha sumado hoy a los actos de condena y repulsa contra la violencia de género que se están organizando en la provincia de Toledo con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres que se conmemora en todo el mundo el 25 de noviembre.

El alcalde de Escalona, Álvaro Gutiérrez, se unía a las vecinas y vecinos del municipio que esta mañana participaban en la concentración de apoyo a las víctimas de la violencia de género y de rechazo rotundo a quienes la ejercen sobre las mujeres.

Tras la pancarta con el lema “Alcemos la voz contra el machismo” que estos días se está desplegando en numerosos pueblos de la provincia de Toledo, Gutiérrez y los ciudadanos y ciudadanas que participaron en el acto guardaron un sentido minuto de silencio en memoria de las víctimas de esta lacra social que ya contabiliza más de 900 mujeres asesinadas en los últimos doce años a manos de sus parejas o exparejas.

Gutiérrez dedicó unas palabras de recuerdo para todas ellas, así como para quienes también son víctima de la violencia machista como son los hijos e hijas que también pierden la vida y sufren una cruel orfandad.

“Es preciso –defendía el alcalde de Escalona- que se unan todas las voces posibles porque la violencia de género nos atañe a todos y nadie puede ni debe permanece impasible ni mirar para otro lado ante la peor de las consecuencias de la desigualdad que es la violencia sobre la mujer que llega al asesinato”.

El sencillo y emotivo acto celebrado en la plaza de la localidad incluyó la lectura del manifiesto del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género. Manifiesto que, junto a la pancarta, ha facilitado la Diputación de Toledo invitando a todos los ayuntamientos a sumarse a este rechazo a la violencia de género con una sola voz.

Un manifiesto que resalta que “la violencia contra las mujeres constituye la mayor vulneración de derechos y libertades básicas, está en contra de los principios de igualdad, libertad, seguridad y dignidad inherentes a todos los seres humanos y constituye un grave problema social que afecta a la ciudadanía en su totalidad”, así como que “somos responsables de promover cambios en esta sociedad, para conseguir otra más equitativa y justa, donde las mujeres no tengan que sufrir la crueldad de la violencia contra ellas por el simple hecho de haber nacido mujeres”