El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, y el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, entregaron ayer los diplomas a los voluntarios de Protección Civil de Torrijos y Santo Domingo Caudilla.

Los nuevos voluntarios han realizado el “XIV Curso de formación básica de Protección Civil”, para contar con la instrucción necesaria y poder actuar en situaciones de emergencia.

Javier Nicolás, junto con el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, entregaron ayer por la tarde, en la Delegación de la Junta, los diplomas a 17 voluntarios de Protección Civil de varios municipios, entre ellos Torrijos y Santo Domingo Caudilla, que han concluido el “XIV Curso de formación básica de Protección Civil”.

El Gobierno regional ha ofrecido esta nueva edición del curso para facilitar a más de 60 voluntarios de estas agrupaciones de la provincia de Toledo la instrucción necesaria con la que poder afrontar sus actuaciones en situaciones de emergencia.

A lo largo de este curso, que se celebró en Talavera de la Reina y constó de 60 horas formativas, los participantes han podido adquirir los conocimientos adecuados sobre el sistema legal de Protección Civil español, así como sobre los distintos planes de emergencia existentes en Castilla-La Mancha.

También han recibido formación sanitaria de primeros auxilios, han aprendido los conceptos básicos sobre prevención y extinción de incendios, además de la manera de actuar ante fenómenos meteorológicos adversos.

La formación, en la que se incluía igualmente las prácticas que cada uno de los alumnos debía realizar en sus agrupaciones de origen, se ha completado con su adiestramiento sobre comunicaciones y utilización de radios, actuación en grandes concentraciones y seguridad vial.

El director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, ha destacado “la importancia” que para el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene el contribuir a que “todos los miembros de los grupos de intervención, como policías municipales, bomberos, agentes de movilidad, vigilantes municipales y miembros de Protección Civil, entre otros colectivos relacionados con esta tarea, puedan contar con el mejor adiestramiento posible para poder realizar su trabajo con éxito y que en definitiva no es otro que velar por la seguridad de todos los ciudadanos”.

diplomas

Más apoyo con la entrega de material de emergencia

Además de la oferta formativa, las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil reciben el apoyo del Gobierno regional con la entrega periódica de distinto material para emergencias y de subvenciones, para dotarlas de uniformes y de distintos medios  e instrumentos que precisan renovar o adquirir para llevar a cabo su labor altruista.

Precisamente, a principios de este mes de enero se decidió el reparto de unos lotes de emergencia, compuesto cada uno de ellos por un desfibrilador semiautomático para su utilización en casos de parada cardiaca, así como por dos camillas plegables, dos mantas térmicas de emergencias, una cama plegable de campaña, cuatro férulas adaptables, tres collarines cervicales adaptables y un maletín botiquín completo. 

De la comarca torrijeña, la agrupación de Protección Civil que recibirá dichos lotes de material de emergencias es la de Gerindote. 

Igualmente, las agrupaciones de Portillo de Toledo y Santa Cruz de Retamar recibieron recientemente una tienda de campaña hinchable, especialmente diseñadas para poder cubrir en el exterior servicios de emergencia y de primeros auxilios.