Varios metros cuadrados del falso techo de la estación de ferrocarril de Torrijos se vinieron abajo este mediodía, afortunadamente sin causar daños personales graves, según ha informado el sindicato CCOO, que ha avanzado que denunciará este suceso ante la Inspección de Trabajo para que investigue sus causas.

El factor de la estación acababa de levantarse de su silla, sobre la que cayeron buena parte de los cascotes, justo antes de desplomarse el techo. Aun así, resultó golpeado por fragmentos de escayola en el hombro y en la cabeza, donde se le produjo un pequeño cortes.

CCOO denunciará este suceso ante la Inspección de Trabajo, para que investigue sus causas y aclare si la propietaria y responsable del edificio, la compañía ferroviaria ADIF, incurre en incumplimientos la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

“Lo sucedido hoy pone una vez más de manifiesto el alarmante estado de abandono en el que están gran parte de las estaciones de la línea ferroviaria Madrid-Extremadura”, denunció el secretario general de CCOO de Toledo, Enrique Clavero, trabajador ferroviario y presidente del comité de empresa de Renfe-Toledo.

“Tenemos la línea con peor trazado, más deteriorada y más desatendida de toda la red ferroviaria de España; los trenes más veteranos y con peor mantenimiento; y las estaciones más abandonadas -las pocas que aún siguen abiertas. La propia estación de Talavera, que tiene que dar servicio a unas 200.000 personas, entre los habitantes de la propia ciudad y los de su comarca, no tiene realizada la Inspección Técnica de Edificios, de la que debía encargarse el Ayuntamiento”

“Volvemos a exigir al Gobierno que incluya ya en los Presupuestos Generales de 2018 las inversiones imprescindibles para el desdoble y electrificación de la línea y para revisar y en su caso reparar todas las estaciones. Son muchos años de dejadez y abandono, la situación es insostenible y no se arregla anunciando una y otra vez estudios para futuros trazados y trenes de alta velocidad”.