Ayer tuvo lugar en Torrijos la I Convención Provincial de portavoces municipales del Partido Popular, contando con la presencia de  numerosos alcaldes y portavoces municipales de esta formación en Castilla-La Mancha.

Durante esta convención de portavoces municipales del PP castelleno-manchegos ,celebrada ayer en la Escuela de Música de Torrijos, el secretario regional del Partido Popular, Vicente Tirado, llamó a los concejales de su partido a estar preparados para las próximas elecciones municipales del año que viene. Animó a los portavoces de su partido en situación de oposición garantizándoles que «tendréis la Alcaldía en 2019». Para ello, enfatizó la fortaleza de su partido y su condición de fuerza más votada frente a los «pactos de perdedores» de otras fuerzas.

El presidente provincial del Partido Popular de Toledo, José Julián Gregorio, manifestó que «el PP es el único partido que ofrece una garantía de futuro para los ciudadanos, el que defiende nuestras raíces y tradiciones, nuestra Constitución y la unidad de España».

Además, señaló que «el PP es un partido que mira por las personas y cuenta con unos valores fundamentales, que debemos transmitir a nuestra gente, especialmente en un momento en el que algunos partidos políticos quieren apropiarse nuestras señas de identidad».

José Julián Gregorio agradeció la labor que realizan los portavoces municipales de la provincia, advirtiendo que «necesitamos personas que trabajen en todas las localidades y que lleve los valores del PP a todos los rincones; por lo tanto, el futuro de vuestros pueblos está en vuestras manos».

En otra parte de su intervención, Gregorio denunció el «abandono del Gobierno de Page y Podemos a la provincia de Toledo», refiriéndose a las “lamentables” listas de espera sanitarias, a los más de 14 mil millones de euros de deuda de Page con la región, al incumplimiento del déficit y «a la discriminación del PSOE, que gobierna gracias a los ‘pactos de perdedores’, con los pueblos del PP a la hora de repartir los talleres de empleo.

En ese mismo sentido se manifestó el secretario general del PP de Toledo, Emilio Bravo, que lamentó el “sectarismo” y la “discriminación” del Equipo de Gobierno de la Diputación de Toledo, presidido por Álvaro Gutiérrez, con los pueblos del PP.

Por su parte, el coordinador general y portavoz del PP provincial de Toledo, Carlos Velázquez, destacó que todos y cada uno de los portavoces del PP en la oposición «son líderes» en sus respectivos municipios, porque «lideran una opción para hacer las cosas diferentes a como la están haciendo los gobiernos municipales, para ser la alternativa».

En cuanto a la intervención de Andrea Levy, vicesecretaria general de Estudios y Programas, la dirigente del PP nacional se refirió a la actual situación política en Cataluña advirtiendo que “no va a ser una ciberdemocracia, por mucho que se ponga Puigdemont a hacer videoconferencias”.

En opinión de Levy después de unos meses “tan nocivos para todos, nos merecemos volver a la normalidad, que se antepongan los intereses generales de todos y que se apueste por la unión y la concordia, que nos van a llevar de nuevo al progreso”.