Este sábado 1 de abril comenzarán en Carmena los primeros actos conmemorativos de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional desde 2015.

La Semana Santa de Carmena destaca por sus desfiles procesionales y la representación en sus calles de La Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, una muestra del fervor popular y de la autenticidad de esta fiesta.

La Semana Santa es la más importante de las celebraciones de Carmena, implicándose en ella vecinos de cualquier edad. Una de sus señas de identidad es la escenificación de los últimos días de Jesús en unas calles engalanadas para la ocasión.

Mañana 1 de abril, en  la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción, gracias a la colaboración de su párroco, don Eduardo, el presidente de la Hermandad Jesús Nazareno, Juan Fernández, y el resto de presidentes de las hermandades que conforman la Semana Santa carmenense, presentarán el programa oficial de la celebración religiosa a partir de las ocho de la tarde.

Antes, a las 12 de la mañana, se presentará en la Casa de la Cultura la Exposición de la Semana Santa de Carmena, que estará abierta los días 1, 2, 8 y 9 de abril entre las 11 y las 14 horas y entre las 17 y las 20 horas.

Después, la banda de cornetas y tambores de la Hermandad Jesús Nazareno interpretará las nuevas marchas compuestas por esta agrupación musical, que serán las encargadas de acompañar todas las procesiones que desfilen por las calles y plazas de Carmena la próxima Semana Santa.

Para concluir, el periodista, Javier Ruiz, jefe de informativos de Onda Cero Castilla-La Mancha, será el encargado de pronunciar el pregón oficial de la Semana Santa de Carmena 2017. El pregonero será presentado por Javier Rodríguez, presidente de la Hermandad durante muchos años  y promotor de la declaración de Interés Turístico Regional otorgada a la Semana Santa de Carmena.

El Domingo de Ramos, se desarrolla la llamada «Procesión de La Borriquita» en la que los protagonistas son los niños de Carmena, encargados de llevar en andas una imagen de Jesús a lomos de una borriquita mientras todo el pueblo porta palmas y ramos de olivo.

Posteriormente, en las procesiones del Jueves y Viernes Santo, no faltan los centuriones que escoltan a Cristo; la escenificación del beso de Judas; la sentencia de Pilato; la limpieza del rostro del Cristo ensangrentado; el episodio de Simón Cirineo cuando le obligan a ayudar a Jesús a cargar la cruz, y finalmente la «Procesión del Santo Entierro«, en la que las diversas Hermandades y Cofradías y el pueblo de Carmena acompañan hasta el Sepulcro (situado a 1,5 km. de la iglesia) a la imagen del Cristo Yacente, para su entierro allí.

El momento álgido es el Domingo de Resurrección, cuando en la explanada de la Iglesia se desarrolla la «Procesión del Encuentro» entre Jesús y su Madre, enmarcada con un toque de campanas, la música y el estallar de los cohetes. Y como colofón, la «Quema de Judas» en la plaza del Ayuntamiento, con traca final.