En la mañana del 15 de marzo el Ayuntamiento de Santa Olalla recibía el nuevo coche patrulla para su Policía Local. Un vehículo todocamino modelo Renault Kadjar, dotado con el equipamiento reglamentario como coche patrulla.

A la licitación en modalidad de renting se presentaron varias entidades bancarias, de las que fue adjudicataria la oficina de Santa Olalla del Banco Santander.

El alcalde de la localidad, Pedro Congosto, manifestaba que esta inversión era muy necesaria para aumentar la sostenibilidad del presupuesto y mejorar la seguridad del municipio. Además, recalcó que “después de muchos ejercicios pasados con el vehículo de policía incluido en el presupuesto, este equipo de gobierno lo lleva efectivamente a cabo con hechos y no solo con palabras”.