El sexto año del Club Ciclista Rías Baixas (Val Miñor, Galicia) como equipo Élite y Sub23 arranca con la confirmación de un fichaje, la del torrijeño Adrián Escobar Morales, actual campeón sub23 de Castilla-La Mancha.

Adrián Escobar Morales, de 21 años, procede del E.C. Cartucho.es.  Se estrenó como miembro del conjunto gallego visitando las instalaciones de Qualery, la empresa cafetera con sede en Toledo que se ha incorporado como sponsor al proyecto impulsado por José Luis Chamorro. Allí, el presidente y su nuevo corredor fueron recibidos por Saúl Álvarez, CEO de Qualery.

Nacido en Torrijos se considera un ciclista “polivalente y bastante rápido”. Empezó en el ciclismo en torno a los diez años y, “en parte, tuvo la culpa mi padre. Mi padre siempre montaba con la grupeta del club de Torrijos y bueno a raíz de ahí, empecé a montar con él las tardes de verano. Montábamos dos tardes por semana, me empezó a enganchar y bueno, de ahí hasta ahora”.

Durante su etapa como junior defendió los colores del Rupamo-La Caixa y de la Fundación Víctor Sastre. Desde que dio el salto al campo amateur ha militado una campaña en el Bicicletas Rodríguez y dos en el E.C. Cartucho.es.

“Se me dan bien las carreras duras con terreno rompepiernas, pero sin puertos muy largos. Si las fuerzas me acompañan me gusta pelear por coger las escapadas”, apunta el ganador en el 2017 del campeonato castellanomanchego sub23. Además, la pasada temporada se impuso en el Trofeo PC Paloma y finalizó como primer sub23 en el Giro de Calatrava y en el Trofeo Fiestas del Ausente.

El Club Ciclista Rías Baixas se puso en contacto con el ciclista torrijeño en septiembre y Escobar no dudó en darles la respuesta afirmativa. “Es un equipo que aún llevando poco tiempo en el pelotón amateur ya se ha calificado como unos de los mejores de España, terminando 3° en el ranking nacional por equipos de la pasada temporada. Y tienen en mente sacar equipo profesional para el año que viene”, afirma Adrián.

Su rendimiento le abrió las puertas a disputar el Campeonato de España representando a su comunidad autónoma. De cara al nuevo curso espera “dar un salto de calidad” y su intención es “llegar fuerte al principio del calendario para dar la talla en la Copa de España. Los otros objetivos son volver a levantar los brazos para celebrar alguna victoria y ayudar al equipo en todo lo que esté en mi mano”.

En dos semanas, Adrián tendrá su primera concentración en Pontevedra para seguir mejorando de cara al inicio de temporada.