Con el dinero recaudado  se construirá una escuela para 60 niños en  Kelilalina, una población de Madagascar.

Multitudinaria y solidaria fue la carrera que el viernes protagonizaron los alumnos del Santístimo Cristo de la Sangre de Torrijos,

Más de 1.200 alumnos del colegio, de Infantil a Bachillerato, corrieron para que otros niños puedan contar con el derecho a la educación.

Padres, profesores y también antiguos alumnos se sumaron a la carrera solidaria a beneficio de Manos Unidas.

El dinero recaudado se destinará a Kelilalina, una población de Madagascar, donde se va a construir una escuela para 60 niños de 3 a 6 años, y así conseguir que el aprendizaje sea más fácil, pues lo habitual en esa zona es que los niños no se incorporen hasta que tengan 6 años.