Maquillaje a partir de los 40

Sí. Tu D.N.I no te engaña. Tienes 40…o más. Ni se te ocurre maquillarte como cuando tenías 18. Pero los consejos de maquillaje para pieles maduras …No!! TODAVÍA NO!!

FABULOSA A LOS 40

Cubrir las imperfecciones propias de la edad e iluminar el rostro sin excesos son claves para una mujer que supera los 40.

Tienes 40 0 más

Y ahora qué?

Aún más guapa

DEDÍCATE MÁS TIEMPO

Deberías dedicar más tiempo al cuidado de tu rostro. Se acabó levantarse, lavarse la cara y salir pitando. Al menos deberías limpiar tu cara dos veces al día y utilizar una crema hidratante facial con SPF, ya que el sol es una las principales de causas de envejecimiento. Fundamental que por la noche utilices una crema nutritiva, un serum, contorno de ojos y bálsamo labial.

NUTRE ANTES DE MAQUILLAR

Los fondos de maquillaje mate hacen mayor. Cuando cumplimos años la piel se vuelve más seca y opaca. Por eso necesitamos bases de maquillaje nutritivas. Elige siempre tonos más claros que el tuyo, dulcificarán tus rasgos, logrando un aspecto más juvenil y luminoso.

ILUMINA

Las mayoría de las mujeres creen que aplicando mucha base en la zona donde tienen las arrugas las disimularán, cuando en realidad generan el efecto contrario. Las arrugas se ven más profundas. Para evitar eso es mejor iluminarlas con un pincel corrector en un tono un poquito más claro que el de la piel, tendrá un efecto automático de relleno por rebote de luz sobre el rostro.

Evita los tonos demasiado oscuros en los parpados. El blanco es perfecto para iluminar el arco de la ceja porque levanta la mirada y hace que se vea viva. Así mismo, en los párpados hay que optar por las sombras que vayan del melocotón al rosa ligadas con un toquecito de dorado para generar un efecto nacarado. Los tonos pasteles pero claros suavizan las imperfecciones. Los oscuros son tu peor enemigo porque acentúan los contrastes y generan atención en las líneas de expresión.

LAS MEJILLAS

Con la brocha debes delinear el hueso del pómulo desde la sien hacia la mejilla haciendo movimientos repetitivos pero no bruscos para que no se marque mucho. Usa tonos que vayan desde el arena hasta el café claro. Nunca apliques terracota oscuro (a menos que seas morena), porque los marrones hacen que se vea la piel manchada. Cuando la piel es madura hay que lograr un difuminado sutil.

Colorea las mejillas con tonos cálidos, usa rosados o pasteles muy claros, porque dan el toque juvenil. La mejor manera de lograrlo es hacer una mueca de sonrisa en el espejo y aplicar el color sobre la parte más aglobada de las mejillas. Evita los rojos porque acentúan las imperfecciones.

LOS OJOS

Las pestañas se vuelven más escasas y claras con el paso del tiempo. Utiliza un rizador de pestañas, primero, y después aplica un rimel con efecto de alargamiento y ondulación, pero sin abusar, ya que el resultado debe ser natural.

LOS LABIOS

Perfila el labio, aunque sea en tonos naturales, para una mayor duración del labial y también para dibujar la boca que, con la edad, se desdibuja. Utiliza barras de labios más bien claras, que darán a tu boca un aspecto más joven y fresco. No utilices delineadores más oscuros que el pintalabios ya que el efecto es horrible.

Los labiales de colores naturales y luminosos dan mayor volumen a los labios, que con el paso del tiempo tienden a afinarse. Evita los tonos mates, y apuesta por un poco de brillo.