La Guardia Civil ha propuesto para sanción a 18 personas que se encontraban en un local de Torrijos celebrando una fiesta, incumpliendo así las medidas establecidas en el actual estado de alarma en la provincia de Toledo. En el local se halló una escopeta y una pistola de aire comprimido, cocaína, marihuana, básculas de precisión, dinero fraccionado y envases plásticos para la venta de droga.

En nota de prensa, la Guardia Civil ha informado de que durante la madrugada del día 24 de mayo y en el transcurso de un dispositivo de seguridad ciudadana que estaba llevando a cabo la Guardia Civil, con distintas patrullas de la comarca de Torrijos en esta localidad, los agentes escucharon gritos y voces que provenían de un local.

Ante la posibilidad de que en el interior se estuviera cometiendo algún tipo de delito, los agentes accedieron al mismo, donde verificaron que las personas que se encontraban allí no presentaban ningún tipo de lesión, si bien comprobaron que había numerosas personas consumiendo alcohol y drogas, por lo que procedieron a desalojar el local.

La Guardia Civil inspeccionó el lugar y descubrió una escopeta y una pistola de aire comprimido, esta última escondida en un falso techo, y un objeto contundente oculto en el hueco de un sofá.

Igualmente se halló en un cajón cerrado 10 gramos de marihuana, 3 gramos de cocaína, dinero fraccionado, 3 básculas de precisión y dos paquetes con 30 bolsas de plástico para la venta de estupefacientes.

La Guardia Civil ha propuesto para sanción a las 18 personas que se encontraban en el local por incumplir las medidas establecidas en el actual estado de alarma en la provincia de Toledo, al superar el límite de 10 personas, e infringir también las medidas higiénico sanitarias al no guardar entre ellos la distancia mínima de seguridad ni usar mascarilla.

La Guardia Civil también ha abierto una investigación para determinar la identidad de la persona o personas responsables del delito de tráfico de drogas que se estaba llevando a cabo en este lugar.