Álvaro Alarcón Rodríguez es un joven torrijeño de 18 años que empieza a despuntar en el mundo taurino como novillero.

Junto a otro torrijeño, Jorge Rodríguez, participa en el Bolsín Taurino Mirobrigense (Salamanca), que este año celebra su   61ª Temporada. Ambos han conseguido superar la primera fase eliminatoria.

En este concurso participa casi la extensa totalidad de los ganaderos taurinos de la provincia de Salmanca, la Diputación salmantina e importantes empresas. El Bolsín Taurino Mirobrigense es un concurso de gran solera taurina que comenzó a celebrarse en 1956, en el que el ganador y los finalistas matarán un novillo dentro del programa taurino de las fiestas locales.

alvaro alarcon

A Álvaro la afición le viene desde muy pequeño, cuenta que empezó a querer ser torero a los diez años y a los once se puso delante de una becerra por primera vez.

Entró en la escuela taurina a la edad de 15 años, ya que le costó un año convencer a sus padres para que le permitiesen formarse, ya que su sueño era torear. Allí junto a su maestro “Joselito de Vega” empezó a entrenar, aprender y corregir.

Su primera temporada comenzó en 2014 y debutó como becerrista en Ocaña. A partir de ahí fue toreando por varios pueblos de los alrededores hasta finales de  la temporada de 2015. En 2016 se presentó a un certamen que organizaba el maestro José Tomás, donde se clasificó y pudo debutar de luces en Fuengirola (Málaga).

 

Luego ha toreando diversas novilladas y becerradas hasta que la temporada finalizó. Ahora en invierno, nos cuenta, “entreno todos los días en la escuela taurina de Toledo junto a mi maestro, donde corregimos defectos y donde nunca dejo de aprender”.